Tras las huellas de los glaciares: Himalaya 2018

Publicado lunes, 28 de enero 2019

24 de abril de 2018: emprendemos el largo viaje para acercarnos al campamento base del norte de Kangchenjunga, la tercera montaña más alta del mundo. Estamos inmersos en la jungla nepalí, y los glaciares aún quedan lejos. El primer objetivo es el Jannu, donde intentaremos llegar al punto a partir del cual Vittorio Sella realizó una panorámica del frente durante la expedición italoinglesa de William Freshfield en 1899, pero debemos posponerlo hasta la vuelta debido a una fuerte nevada.

Mientras tanto, a medida que nos acercamos al campamento base, identifico el lugar exacto desde el que Sella capturó, en una de sus extraordinarias tomas, la confluencia de dos glaciares, el Kangchenjunga y el Ramtang. La comparación con la foto histórica muestra el cambio dramático: hace más de cien años, los dos glaciares fluían en un solo frente, ahora ya no se tocan entre sí.

El 4 de mayo llegamos al campamento base, a 5.100 metros sobre el nivel del mar.

En los días siguientes, con mucho esfuerzo, encontramos el lugar desde el que Vittorio Sella tomó una de sus fotos panorámicas más espectaculares del glaciar Kangchenjunga. Estamos a 5.452 metros y el paisaje es realmente impresionante, pero por desgracia se puede ver su transformación: el glaciar ha bajado unos 200 metros.

Desde Kambachen, donde acampamos por la noche, subiendo una empinada pendiente de unos 500 metros, encuentro el lugar desde donde Vittorio Sella, 119 años antes, hizo una de sus excepcionales fotos, la del glaciar Jannu. En esta ocasión mi toma también encaja perfectamente, excepto por el hecho de que el frente del glaciar en la actualidad está más de un kilómetro más atrás que en 1899. 

Luego nos dirigimos al Tíbet, donde nos instalamos en el campamento base del Everest, a 5.200 metros.

Desde aquí subimos por la morrena izquierda del glaciar Rongbuk. La altitud se siente, nos vemos obligados a parar varias veces, hasta llegar al punto, a 5.500 metros, donde creo que puedo repetir una fotografía histórica seleccionada en los archivos de la Royal Geographical Society. La pérdida de espesor es evidente. En el centro de la lengua principal del glaciar se ha creado un enorme lago glaciar, consecuencia del deshielo de la superficie. 

En los primeros días de junio estamos en el campamento base del Cho Oyu, la sexta montaña más alta del mundo. Inmediatamente nos damos cuenta de que será muy difícil cruzar el glaciar Gyarag, debido a la caída de su parte central. Decidimos intentar llegar a la cima de una montaña por encima del frente, a unos 5.700 metros, desde donde poder repetir la fotografía más importante, tomada por el Mayor E. O. Wheeler. En la cima, la búsqueda del lugar adecuado para colocar la cámara no es fácil: la cima de esta montaña es muy grande y no tiene puntos de referencia reconocibles en la foto histórica. Después de varias subidas y bajadas encuentro la alineación correcta entre las enormes piedras del terreno y algunas crestas rocosas sobre la morrena del glaciar. El encuadre es correcto y estoy listo para hacer la foto, pero la hora no coincide y las sombras no están en la misma posición que las de la foto histórica. Todavía tengo que esperar una hora, aunque hace mucho frío, pero la fotografía requiere un estricto cumplimiento de los tiempos si se quiere obtener un resultado exacto y con valor científico. 

Texto de Parallelozero tomado libremente de: «Cuadernos de viaje de Fabiano Ventura © 2009 - 2018»