Las Renovables que protegen la historia de Brasil

Publicado viernes, 8 septiembre 2017

“Con la ayuda de empresas especializadas en trabajos arqueológicos, nuestro trabajo se realiza en tres fases: diagnóstico, prospección y excavación de artefactos.”

Cada etapa por turno prevé tres momentos para la misma cantidad de ámbitos - de campo, de laboratorio y de oficina - y se realiza por un equipo estable de arqueólogos para cada proyecto apoyado por instituciones locales. Algunas localidades también emplearon especialistas en la restauración, como ha ocurrido en el caso de las cerámicas encontradas en Apiacás.

Un patrimonio para compartir

Mediante los artefactos que se recuperan, podemos descubrir cómo las comunidades se han desarrollado y entender cómo han sido capaces de adaptarse al cambio ambiental.

“Este trabajo de investigación arqueológica es muy bueno y es esencial para la historia de Brasil. Para EGP es un compromiso muy serio que apoyamos con diferentes organizaciones en cada lugar.”

– Valéria Guimarães Ladeira, Coordinador Ambiental EGP

EGP, como cualquier empresa que realiza proyectos de infraestructura similares, tiene la obligación de realizar investigaciones arqueológicas y educación para el cuidado del patrimonio de acuerdo con la legislación nacional y las directrices del Instituto Nacional di Patrimonio Histórico y Artístico .

contratada produce material informativo que puede ser utilizado por las instituciones y la población local. El documento describe el patrimonio de material que se encuentró utilizando un lenguaje sencillo y popular: es un medio fundamental para involucrar a toda la comunidad con el proyecto ", explica Ladeira.

Pruebas milenarias en Nova Olinda

Los municipios de São João y Ribeira di Piauí acogen nuestro parque solar Nova Olinda donde se inició la investigación arqueológica alrededor del parque natural y la línea de transmisión eléctrica en diciembre de 2015.

“El estado de Piauí es uno de los más significativos para la arqueología brasileña, ya que allá se encontraron pruebas de los habitantes más antiguos de las Américas que vivieron hace 48.000 años.”

El trabajo de la empresa especializada Zanettini Arqueología llevó a importantes logros históricos y culturales mediante la recuperación de las pruebas relacionadas con los agricultores que vivían en la localidad hace 2.000 y 3.000 años, en el momento de los primeros asentamientos en América del Sur con el período portugués-brasileño y la presencia de esclavos deportados de África.

“Encontramos placas de cerámica europeas y otros artefactos, fragmentos de metal y piedras cortadas que probablemente fueron utilizados como armas. También encontramos una granja del siglo XVIII”

– Paulo Zanettini, Arqueólogo y Director de Zanettini Arqueología

El patrimonio cultural descubierto está ahora listo para ser devuelta a la identidad de las comunidades locales mediante la etapa de difusión y intercambio de los resultados y descubrimientos.

"Comunicar a la población los descubrimientos es lo que hace que la arqueología brasileña sea diferente de otros países del mundo", nos explica Zanetti. Cada prueba encontrada en las excavaciones se convierte así en un elemento clave para preservar y promover referencias culturales en la región que teníamos olvidadas.