La energía geotérmica es mujer

Miércoles, 08 marzo 2017

“Trabajar como electricista en Enel representa una satisfacción porque no es un trabajo como qualquier otro trabajo. Te das cuenta de que puedes ser una empleada de primer orden que puede ayudar a cambiar todo. Todo. Sólo se tiene que creerlo.”

– Gloria Baldini

Se acababa de graduar, a los 19 años, cuando Gloria tomó y ganó el concurso para el trabajo en EGP. Sin saberlo, abrió de esta manera el camino para un nuevo curso de la historia centenaria de la energía geotérmica en la Toscana.

Una de las primeras mujeres en entrar en un segmento operativo que, por tradición y  tipo de trabajo siempre había sido dominado exclusivamente por sus colegas masculinos, jugó un papel pionero encontrandose pronto en buena compañía.

Creer en el mérito

Al mando de toda el área geotérmica del Lago Boracifero, 14 de 35 de las plantas de EGP que surgen en el área geotérmica entre las provincias de Pisa, Grosseto y Siena, se encuentra Sara Montomoli.

Graduada en Ingeniería Química, entró en Enel en 2008, tenía casi treinta años. En ese tiempo no se imaginó que llegaría en tan poco tiempo a jugar un cargo tan importante.

La energía geotérmica de la Toscana representa una de las joyas de la corona de Enel Green Power, y cada año celebra sus proprios récords de producción y eficiencia. Sara y el equipo de 60 personas que trabajan bajo su dirección son una parte esencial de esta excelencia.

“En este ámbito nunca se encuentran dos días iguales. Lo importante es hacer frente a cualquier eventualidad con el enfoque correcto y la conciencia de que todos los problemas se puedan resolver.”

– Sara Montomoli

La colaboración, el compromiso personal y la responsabilidad. En días diarias de Sara, en su modalidad diaria de trabajar, podemos ver los mismos elementos que se encuentran en la base de la visión que permitió a Enel Green Power de ser una empresa integra dora de manera natural y lista para valorar la diversidad tanto como los méritos, todo el año, durante muchos años.