Soluciones innovadoras para el acceso a la energía en África

Publicado martes, 23 de octubre 2018

“Tenemos que estar listos para apostar una vez más, tal y como ya hicimos en el pasado, por la electricidad y por la capacidad de los seres humanos, reconociendo que la humanidad tiene el potencial de desarrollarse de manera sostenible.”

– Extracto de «NEW ENABLERS FOR ACHIEVING SUSTAINABLE ENERGY FOR ALL IN AFRICA» de Carlo Papa y Giuseppe Montesano

África: un continente en ebullición

Desde hace ya unos cuantos años África es testigo de dos grandes fenómenos a escala continental, ambos con un impacto directo en la energía.

Por una parte, el alto índice de natalidad y el crecimiento de la esperanza de vida están provocando un rápido aumento de la población. Un incremento que va más rápido que los esfuerzos —por muy duros que sean— que realizan los gobiernos locales para conseguir la electrificación.

En el África subsahariana, por ejemplo, aunque el número de personas sin acceso a la electricidad disminuyese por primera vez en 2014, el rápido crecimiento de la población pone en riesgo este éxito.

El otro gran fenómeno actual en el continente africano es la arrolladora urbanización.

Se estima que en 2050, el 60 % de la población africana vivirá en ciudades. Aunque el aumento de la población urbana suela suponer un desarrollo social y económico, no cabe duda de que unas ciudades cada vez más pobladas supondrán una mayor presión para las infraestructuras y los recursos energéticos. 

“Tenemos el deber de evaluar qué necesitan las personas para estar bien, con la electricidad como elemento clave, en vez de presuponer que aquellos que vivan en regiones con falta de energía no pueden esperarse un nivel de suministro energético y bienestar en la misma línea que lo que ocurre en las regiones más ricas.”

– Extracto de «NEW ENABLERS FOR ACHIEVING SUSTAINABLE ENERGY FOR ALL IN AFRICA» de Carlo Papa y Giuseppe Montesano

El mix correcto para garantizar el desarrollo sostenible

En un marco tan turbulento y con unos cambios tan vertiginosos, la búsqueda de una vía africana para el desarrollo tiene que pasar sin duda por la sostenibilidad medioambiental y económica, basada en el uso de energía proveniente de fuentes renovables. 

“La única opción que tenemos es diseñar vías de crecimiento confiando y poniendo en marcha desde el principio soluciones replicables a gran escala para responder a la demanda de energía cada vez mayor de manera sostenible y con un enfoque de aguante.”

– Extracto de «NEW ENABLERS FOR ACHIEVING SUSTAINABLE ENERGY FOR ALL IN AFRICA» de Carlo Papa y Giuseppe Montesano

Más en concreto, para conseguir un desarrollo sostenible cuyo objetivo sea el bienestar de las personas, en el ámbito de la energía hay que trabajar en tres áreas fundamentales —técnica, económica y financiera— que garanticen a todos el acceso a las fuentes renovables.

En lo que respecta al perfil técnico, el histórico debate entre microrredes y centrales tiene que resolverse de otra manera en un nuevo escenario en el que se incluyan grandes centrales para las zonas urbanas y una amplia difusión de las microrredes, fundamentales en las zonas más remotas, que progresivamente se pueden ir ampliando e interconectando entre sí.

El ámbito económico está estrechamente relacionado con el técnico e impone la búsqueda de modelos de negocios capaces de integrar los niveles de consumo y de coste de las grandes redes y de las microrredes basadas en energías renovables.

Por otra parte es necesario considerar el aspecto financiero, que implica a actores capaces de imaginar el nuevo curso de África reubicando recursos a medio plazo. 

“Para garantizar que las smart grid y las energías renovables sean cada vez más importantes y capaces de proporcionar energía a todos, la palabra clave es la convergencia. Es fundamental conseguir un consenso compartido entre las comunidades sobre el futuro que desean, la cooperación entre gobiernos, instituciones locales e internacionales, además de un marco normativo resistente que fomente las decisiones favorables para todos.”

– Extracto de «NEW ENABLERS FOR ACHIEVING SUSTAINABLE ENERGY FOR ALL IN AFRICA» de Carlo Papa y Giuseppe Montesano

Nuestro compromiso para proporcionar energía sostenible a las megalópolis del futuro

Según un estudio realizado por el Global Cities Institute, en 2100 todas las megalópolis se concentrarán en África, India y en el sudeste asiático. La más poblada será Lagos, en Nigeria, con 88 millones de habitantes.

El crecimiento sostenible de las megaciudades constituye un desafío importante tanto desde el punto de vista del uso de los recursos como del de la sostenibilidad social y económica.

Para contribuir a un uso cada vez más generalizado de la energía verde, Enel Green Power trabaja para garantizar la electrificación de las grandes megalópolis, que en el futuro caracterizarán a África, gracias a las centrales a escala industrial capaces de satisfacer una demanda de energía que está sufriendo un aumento vertiginoso.

Se trata de un camino que todavía hay que explorar, que basa su fuerza en la posibilidad de crear valor compartido en todas las zonas y comunidades en las que opera la empresa mediante proyectos concretos: ese es el camino de EGP hacia un desarrollo sostenible.