"Vapori di Birra", donde los lúpulos se unen a la energía geotérmica

Publicado viernes, 22 de febrero 2019

“Nuestro objetivo es conseguir productos de excelencia, pero lo que es realmente importante para nosotros es hablar de la historia del territorio. Nuestro producto, de hecho, nació basándose en la historia de la energía geotérmica, presente en la Toscana desde hace más de doscientos años.”

– Edo Volpi - Fundador de Vapori di Birra

Situada en el corazón de la zona geotérmica toscana, Vapori di Birra es la primera fábrica de cerveza italiana que utiliza el calor del corazón de la Tierra en su producción, continuando así con la historia centenaria que une a la Toscana con la energía geotérmica.
 

El sabor de la sostenibilidad

Sasso Pisano es una zona conocida por la presencia de géiseres de vapor a alta presión y temperatura que fluyen desde el suelo.

De hecho, no muy lejos de la fábrica de cerveza se encuentra la histórica central geotérmica Sasso 2 de Enel Green Power, que fue renovada en 2009 y cuenta con 20 MW de capacidad instalada.

Gracias a un sistema de tuberías muy bien diseñado y compartido con la calefacción urbana, el vapor procedente de la central llega hasta la fábrica, que lo utiliza para todas las fases de producción de cerveza que requieren calor.

El vapor, en particular, llega a la fábrica de cerveza a unos 230 °C y, gracias a un intercambiador de calor, se transforma en agua calentada a 136 °C y se introduce en un circuito cerrado. 

“Durante toda la fase de producción utilizamos energía geotérmica, lo que garantiza la ausencia absoluta de emisiones de C02 en el aire, asegurando de este modo una producción con un impacto medioambiental muy bajo.”

– Edo Volpi - Fundador de Vapori di Birra

La primera fase de producción de una cerveza es la maceración, en la que la malta molida se añade al agua calentada a 78 °C. Posteriormente, el producto se filtra y luego se vuelve a introducir en el macerador, donde el calor geotérmico hace que el agua hierva.

Luego le llega el turno al fermentador, donde por fin nace la cerveza, y finalmente a los lavados, para los que siempre se utiliza agua calentada con energía geotérmica. El vapor geotérmico nunca entra en contacto directo con la cerveza, por lo que ésta mantiene inalteradas sus propiedades organolépticas, nutricionales y, por supuesto, gustativas.

Al final del proceso, la fábrica de cerveza devuelve el vapor utilizado a EGP, que se encarga de enfriarlo y volver a enterrarlo, para garantizar la sostenibilidad de la fuente en el tiempo.

Gracias al calor de la tierra, Vapori di Birra es capaz de producir hasta 8 tipos diferentes de cerveza, todas con nombres dedicados de alguna manera a la energía geotérmica: de la cerveza de trigo llamada Sulfurea a la roja Magma, pasando por la cerveza especial con miel Thera o por la que tiene pimentón de kilómetro cero, Fiamma.
 

Una cerveza ecosostenible

El uso de vapor geotérmico para la producción de cerveza tal y como hace la fábrica de cerveza de Sasso Pisano, no solo supone una ventaja para el medio ambiente, sino también para la economía, ya que la cervecería ha registrado un ahorro del 25 % en comparación con el uso de la energía tradicional. Por otra parte, también constituye una ventaja para la economía del territorio en general y para el desarrollo de una nueva forma de turismo sostenible.

Se trata de un bien importante que se reinvierte directamente en el negocio para mejorar los procesos de producción, elegir las mejores materias primas y ofrecer unas cervezas cada vez mejores, que a su vez atraen a nuevos clientes. Así pues, con Vapori di Birra nos encontramos frente a un círculo virtuoso, tanto medioambiental como económico, que nace de una fuente renovable como la energía geotérmica. 

“Muchas personas que llegan a conocer la energía geotérmica descubren con interés nuestro negocio. Tenemos muchos clientes que nos eligen por su fuerte conciencia medioambiental, una señal de que los temas relacionados con la sostenibilidad están cada vez más extendidos. Pero claro, ¡la cerveza también tiene que estar rica!”

– Edo Volpi - Fundador de Vapori di Birra

Pero Vapori di Birra no está sola. La fábrica de cerveza forma parte de la asociación «Agricultores para la protección de los alimentos y las energías renovables de la Toscana», formada por empresarios que se preocupan por la sostenibilidad y que colaboran activamente con Slow Food Toscana, la Fundación Slow Food para la biodiversidad y la CoSviG, el Consorcio para el desarrollo de las zonas geotérmicas.

En la región de la Toscana, la energía geotérmica no es solo sinónimo de electricidad y calor, sino también de cultura y turismo sostenible, gracias a los museos, los senderos y las rutas gastronómicas y vinícolas que cada año acogen a miles de visitantes en la zona.

Y que, gracias a Edo Volpi, pueden disfrutar, entre una visita y otra, de un refrescante descanso con una cerveza de calidad y que respeta el medio ambiente.