Donde el sol ilumina las estrellas

Martes, 28 noviembre 2016

“En el desierto de Atacama, Enel Green Power ha unido el día y la noche. Usamos el sol para 'iluminar' las estrellas.”

Donde el cielo baja a la Tierra

En el borde de esta zona muy árida, en las laderas del Cerro de La Silla, a 2400 metros sobre el nivel del mar, los científicos del observatorio del mismo nombre exploran sin descanso uno de los cielos más oscuros de la Tierra.

El Observatorio Europeo del Sur (ESO) opera algunos de los telescopios más grandes en el mundo que le permiten estudiar objetos en los límites del universo y revelar la existencia de planetas alrededor de otras estrellas.

“El Observatorio Astronómico de La Silla, en funcionamiento desde 1976, es un puesto de avanzada de la investigación histórica ESO equipado con las mejores tecnologías disponibles para explorar el cielo y los cuerpos celestes.”

Nuestra energía ha llegado también aquí, donde hemos instalado un sistema fotovoltaico innovador que proporciona electricidad "verde" para el observatorio astronómico y la comunidad que lo anima.

Innovación inteligente bajo la Vía Láctea

La novedad del parque solar de La Silla está representada por la última generación de paneles que incluyen módulos de doble cara e inteligentes. Los primeros capturan la energía solar desde ambos lados del panel, mientras que los segundos contienen un microchip que vuelve independiente cada módulo.

A diferencia de los sistemas convencionales, en los que el fallo de un panel puede afectar a la producción de otros, los módulos inteligentes le permiten proporcionar energía a la red, independientemente de cualquier anomalía de los paneles individuales.

“La planta de La Silla es un ejemplo de excelencia tecnológica que combina innovación y sostenibilidad, puesta al servicio del progreso científico, además de la industria eléctrica.”

– Salvatore Bernabei, jefe de Enel Green Power para América Latina.

Experimentar el futuro

Enel ha invertido alrededor de 3,4 millones de dólares para construir la planta, que entró en funcionamiento en septiembre de 2016.

La Silla es el primer parque fotovoltaico de tamaño industrial en el mundo que combina el uso de módulos de doble cara e inteligentes con los convencionales para probar en el mismo sitio el rendimiento de las tecnologías innovadoras respecto a las de los paneles tradicionales.

“La planta puede generar alrededor de 4,75 GWh por año, equivalente a las necesidades energéticas de cerca de 2.000 familias chilenas y más del 50% del consumo anual del observatorio.”

Prevemos que el uso de paneles innovadores puede aumentar la capacidad de generación de entre 5% y 10% con respecto a una planta fotovoltaica tradicional del mismo tamaño.