Desmontemos los mitos: ¿La energía fotovoltaica y la eólica eliminan suelo útil para la agricultura?

Publicado martes, 18 de febrero 2020

Las energías renovables y la agricultura pueden coexistir

La coexistencia de centrales renovables y agricultura está experimentando nuevos horizontes de manera cada vez más sostenible. Es el caso de la agrovoltaica, un método innovador en el que Enel Green Power está involucrado junto con el National Renewable Energy Laboratory de Estados Unidos. 

Gracias al proyecto InSPIRE (Innovative Site Preparation and Impact Reductions on the Environment), se están explorando los beneficios de la coexistencia entre los parques fotovoltaicos y los cultivos. La experimentación se enmarca en el uso de la sombra de los paneles solares para hacer más eficiente el uso del agua y, al mismo tiempo, proteger los cultivos del sol durante las horas más calurosas. Los primeros resultados fueron sorprendentes. Una plantación de tomates cherry en Arizona, gracias al proceso agrovoltaico, ha conseguido disminuir la necesidad de agua y ha conseguido más del doble de producción.

Muchos parques fotovoltaicos terrestres ya se han diseñado con modelos operativos que minimizan la ocupación de la tierra. La fase continua de investigación e innovación en el sector ha llevado al desarrollo de soluciones como el panel fotovoltaico bifacial HJT, que Enel Green Power produce exclusivamente en la fábrica 3SUN de Catania. Una tecnología que permite captar la radiación solar a ambos lados del panel, aumentando la eficiencia y optimizando el espacio utilizado para construir la central.

La ocupación excesiva del terreno y el posible conflicto entre las instalaciones renovables y los cultivos agrícolas se desmontan, como vemos, por sí solos. Las nuevas centrales impulsarán el proceso de transición energética y, además, la agricultura participará en la revolución verde y se beneficiará de ella gracias a soluciones innovadoras capaces de aumentar la creación de valor.

 

[1] Únicamente en proyectos a gran escala. Se estima que a eso se añadirán unos 10 GW de desarrollo en pequeñas centrales.