• {{currentSearchSuggestions.title}}
  • {{currentSearchSuggestions.title}}
{{navigationCta.name}}

Diagnóstico solar avanzado y mantenimiento predictivo, símbolos de la innovación

4 min.

Diagnóstico solar avanzado y mantenimiento predictivo, símbolos de la innovación

La innovación tecnológica apoya al ojo humano mediante toda una cartera integrada de soluciones que utiliza Enel Green Power para revolucionar la forma de abordar el diagnóstico predictivo.

{{ item.title }}
{{ item.content }}

La tecnología digital desempeña un papel crucial para respaldar y permitir que las actividades de diagnóstico de las centrales renovables sean cada vez más eficaces y fiables. Identificar con antelación las anomalías, antes de que puedan generar averías o problemas de eficiencia, es uno de los retos más interesantes del departamento Innovation de Enel Green Power.

Mediante algoritmos y sistemas de big data anlytics es posible extraer información muy valiosa —a la que no es posible acceder directamente con las técnicas convencionales— para garantizar un servicio eficiente y optimizar los plazos y costes de mantenimiento, evitando riesgos para las personas y averías de la maquinaria.

La disponibilidad de datos es, por lo tanto, solo una parte de un marco más amplio compuesto por sensores, Internet de las cosas, sistemas de conectividad resistentes, inteligencia artificial y robots capaces de realizar misiones de inspección, todo ello para prestar apoyo o sustituir a los profesionales sobre el terreno en los lugares de difícil acceso, o en el caso de zonas muy extensas para su inspección.

Esos son los ingredientes de la historia de éxito de la innovación en el ámbito de las tecnologías fotovoltaicas. Una historia que, mediante el modelo Open Innovation adoptado por Enel Green Power, involucra a algunos de los protagonistas en todo el mundo que desarrollan soluciones innovadoras en este ámbito.

 

La inteligencia artificial de Raptor Maps al servicio de la energía solar

Es el caso de la solución de software de diagnóstico para centrales solares desarrollada por Raptor Maps, una empresa estadounidense de inteligencia artificial con la que EGP ha colaborado para la implantación en su flota solar de un innovador sistema capaz de detectar anomalías en los paneles fotovoltaicos de forma más fácil y rápida.

Mediante el uso de drones equipados con termocámaras es posible inspeccionar grandes áreas y conseguir datos de la temperatura de los paneles. Los datos recopilados mediante inspecciones aéreas, junto con otro tipo de información de los campos fotovoltaicos, se analizan y transforman en informes concretos que pueden identificar cualquier avería incipiente antes de que desencadene peores consecuencias.

 

ARP, un robot en tierra y un dron en el cielo

El camino hacia el diagnóstico avanzado pasa también por la colaboración con algunas start ups, como es el caso de las soluciones desarrolladas por M2D y Etnamatica, jóvenes empresas innovadoras nacidas en Italia, en las laderas del Etna.

En el Innovation Lab de Catania de Enel Green Power nació ARP (Autonomous Robot Platform for renewable plants), un sistema robótico de diagnóstico avanzado capaz de identificar anomalías en los módulos fotovoltaicos gracias a algoritmos de visión artificial.

El sistema recurre al uso combinado de un rover terrestre de conducción autónoma equipado con la base de un dron, también autónomo y tethered, es decir, conectado con un cable para garantizar una mayor autonomía, alta resolución y eficiencia.

El sistema ARP permite realizar diagnósticos avanzados capaces de identificar las anomalías de los módulos fotovoltaicos gracias a un algoritmo de visión artificial que analiza las imágenes transmitidas por el dron y que trabaja en simbiosis y en constante comunicación con el rover vía terrestre. El robot rover y el dron son ojos y oídos robóticos y permiten ver lo que el ojo humano no sería capaz de reconocer al mismo tiempo y con el mismo nivel de profundidad.

 

Las ventajas de la innovación

Estas soluciones innovadoras permiten reducir drásticamente los plazos de inspección de las grandes centrales, en algunos casos de 200 días con los métodos convencionales a solo 13 días, así como un ahorro en los costes de mantenimiento. Así pues, la transformación digital y la innovación tecnológica están demostrando ser una combinación de éxito para garantizar un desarrollo cada vez más rápido y seguro de la energía renovable. 

Contenidos relacionados

Esta página web utiliza sus propias cookies de análisis y creación de perfiles, así como las de terceros, para enviarte publicidad de acuerdo con tus preferencias. Al cerrar este banner, desplazarte por esta página, hacer clic en un enlace o navegar de cualquier otro modo, aceptas el uso de las cookies. Si quieres recibir más información o denegar el consentimiento para todas o algunas cookies, consulta la política de cookies. Aceptar y cerrar