• {{currentSearchSuggestions.title}}
  • {{currentSearchSuggestions.title}}

Renovables, el momento es ahora

Renovables, el momento es ahora

En los primeros seis meses de 2020, la energía de fuentes renovables en Europa superó la de fuentes fósiles, es la primera vez que sucede. Y muchas organizaciones internacionales explican por qué, con la crisis provocada por la Covid-19, este es el momento para acelerar las inversiones en energías limpias. Así está haciendo Enel Green Power.

{{ item.title }}
{{ item.content }}

Tarde o temprano iba a ocurrir y, por primera vez, sucedió en Europa, la producción de energía eléctrica de fuentes renovables superó la proveniente de combustibles fósiles. Lo certifica Ember, el think-tank internacional sobre el cambio climático, que anualmente publica un informe sobre el sector energético en el Viejo Continente. En los primeros seis meses de 2020 las fuentes eólica, solar, hidroeléctrica y de biomasa generaron juntas el 40% de la electricidad que se consume en los 27 países de Europa, contra el 34% de fuentes fósiles.

No es casual que este adelantamiento se haya verificado justo en el año de la pandemia y las razones están relacionadas con una disminución de la demanda de energía por el período de confinamiento. Pero los autores del informe señalan un aumento de un 11% de la producción de renovables debido a condiciones ambientales favorables y a la puesta en marcha de nuevas plantas fotovoltaicas y eólicas, a tal punto que las fuentes eólica y solar produjeron conjuntamente el 21% de toda la energía eléctrica que se consumió en Europa, un nivel que no se había registrado hasta ahora. Y también disminuyó de un 18% el consumo de combustibles fósiles a pesar del desplome del precio del petróleo.

Otras fuentes confirman este tipo de tendencias. Por ejemplo, Reuters publicó los datos de la Administración de Información de Energía (EIA, por sus siglas en inglés) referido al mes de abril en Estados Unidos, donde el aporte del carbón en la producción de electricidad sufrió una caída de más del 30% mientras que las renovables, que en este país están aún en una fase inicial, creció un 3%.

 

Con la crisis, se abre una nueva oportunidad

Esta tendencia es muy interesante y lo han confirmado organizaciones internacionales importantes. La emergencia provocada por el Covid-19 representa un shock sin antecedentes para la economía mundial y serán necesarios sólidos planes de inversión pública, una oportunidad para aprovechar y para no repetir los errores del pasado, para replantear el sistema global y acelerar la marcha hacia una economía sostenible, equitativa, resiliente y duradera. Las decisiones que se tomen en los próximos meses reflejarán los resultados en las décadas venideras.

La Agencia Internacional de la Energía (IEA) señala que la reducción drástica de los niveles de dióxido de carbono que se verificará durante el próximo otoño debido a la crisis económica no será, ciertamente, un motivo para festejar, pero sí para que en la próxima reactivación económica no se produzca un aumento de las emisiones, como sucedió tras la crisis del 2008. La agencia indica un conjunto de acciones necesarias para una reactivación green, como la necesidad de inversiones públicas y privadas para sostener las energías renovables, favorecer la eficiencia energética, impulsar la movilidad eléctrica.

La Agencia internacional para la energía renovable (IRENA, sus siglas en inglés) ha publicado una copiosa agenda para la resiliencia, el desarrollo y la igualdad de la reactivación económica post-Covid. Particularmente, indica que es fundamental la aplicación de estrategias a largo plazo en las intervenciones de corto plazo que requiere la pandemia. Dichas estrategias se deben basar en la transición energética a nivel nacional y regional porque, subraya la organización, por cada millón de dólares invertidos en eficiencia energética se generan, por lo menos, 10 nuevos puestos de trabajo, que ascienden a 25 si se financian proyectos en el campo de las renovables. 

Según IRENA, estas intervenciones son necesarias para poner en marcha el motor que podrá ayudar a un incremento del PBI mundial en el período 2021-2023.

Según el análisis del World Resources Institute, si la inversión total fuera entre 35 y 45.000 millones de dólares antes de 2050, se lograría un mundo de cero emisiones en la década siguiente, con un ahorro valorable entre 62 y 169 mil billones de dólares en costos sanitarios y sociales resultantes de la disminución de la contaminación atmosférica. Es decir, que el rendimiento de la inversión es entre 3 y 8 veces mayor que el compromiso inicial. En la misma línea el World Economic Forum destaca que esta es una ocasión única para los representantes de gobierno y para los business leaders, no solamente para combatir el cambio climático sino para relanzar la economía y mejorar la sociedad

 

El compromiso de Enel Green Power

Enel Green Power está contribuyendo activamente para la consecución de estos objetivos. Estamos presentes en 27 países con una capacidad gestionada renovable de 46 GW, una cantidad que seguirá creciendo año tras año, reforzando nuestro liderazgo mundial. Un resultado que fue posible durante el confinamiento gracias al uso intensivo de tecnologías que, como explica Umberto Magrini, Head of Engineering & Construction de Enel Green Power, “nos ha permitido supervisar a distancia el trabajo en las diferentes obras y hasta poder realizar las pruebas en formato remoto”. La presencia física de los técnicos en el lugar “es siempre necesaria para operaciones de este tipo, pero durante el confinamiento comprendimos que podemos reducirla al mínimo indispensable con nuestros ingenieros y técnicos especializados, que brindan asistencia a las personas que físicamente se encuentran en el lugar. Una vez que hayamos superado este período, las experiencias que hemos vivido serán útiles para emprender un camino aún más virtuoso y acelerar las fases de desarrollo de los sitios, llegando a “deployments” más rápidos.

Todo esto se traducirá en una mayor capacidad de incrementar la potencia instalada, fundamental para agilizar todo el proceso de transición energética. El Grupo Enel se ha comprometido a desarrollar su propio modelo comercial en línea con el objetivo del Acuerdo de París y a descarbonizar completamente su propio mix de generación antes de 2050, mientras que antes de 2030 lograremos una total eliminación del carbón. Estamos invirtiendo en el futuro, estamos ya construyendo el nuevo mundo.

Contenidos relacionados

Este portal contiene cookies analíticos y de elaboración de perfil, propios y de terceros, para enviarte publicidad en línea con tus preferencias. Si quieres saber más o negar algún consenso a los cookies, consulta la política de cookies. Acepta y cierra