Inaugurada en Cremzow, Alemania, una nueva central de almacenamiento de 22 MW

Publicado lunes, 20 de mayo 2019

“La central de Cremzow destaca que los sistemas de almacenamiento se están convirtiendo en una parte integral de los sistemas de energía renovable, ayudando a aumentar su fiabilidad, flexibilidad y estabilidad.”

– Antonio Cammisecra, CEO Enel Green Power

La central instalada en Cremzow respalda la estabilización de la red eléctrica alemana mediante la prestación de servicios de regulación de frecuencia al mercado de la reserva de control primario (PCR) del país.

En concreto, el sistema BESS (Battery Energy Storage System) de Cremzow proporciona a la red un servicio de regulación primaria de la frecuencia en tiempo real, contribuyendo a su estabilización.

Cuando la frecuencia de la red disminuye debido a la alta demanda de energía, la batería puede empezar a proporcionar la energía almacenada en 30 segundos, mientras que si la frecuencia aumenta debido a una caída en la demanda, la batería se carga con el exceso de energía. 

Por otra parte, en la actualidad se está estudiando la posibilidad de integrar los sistemas BESS con los parques eólicos de ENERTRAG, utilizando el exceso de energía para cargar las baterías y evitar interrupciones en el suministro.

“Gracias a nuestra experiencia en sistemas de almacenamiento y a la valiosa cooperación de nuestros colaboradores, hemos lanzado este innovador sistema de almacenamiento a través del cual podremos contribuir durante las 24 horas del día a la estabilización de la red alemana de transporte de electricidad, el corazón del mercado europeo de PCR.”

– Antonio Cammisecra, CEO Enel Green Power

El sistema de almacenamiento es propiedad de una sociedad instrumental en la que EGP Alemania posee el 90 % y ENERTRAG el 10 % restante del capital.

Leclanché es un contratista para actividades de ingeniería, adquisición y construcción y será responsable de la integración de baterías y sistemas de conversión y software de gestión de energía.

El mercado alemán de PCR ha evolucionado considerablemente en los últimos años, y la subasta pública a principios de 2017 de unos 600 MW de PCR atrajo ofertas de Austria, Bélgica, Francia, Países Bajos y Suiza, lo que confirma la naturaleza transfronteriza del mercado.

A partir de mayo de 2019, la capacidad de PCR subastada en Alemania asciende a 605 MW.

La introducción de los sistemas de almacenamiento representa un desarrollo importante para el mercado alemán de PCR, teniendo en cuenta que, en 2017, los sistemas BESS suministraron unos 200 MW de PCR, es decir, alrededor del 31 % del mercado.