El impulso de la economía rural de Estados Unidos gracias a la energía eólica

Publicado viernes, 9 de agosto 2019

“Me ha dado un respiro económico para aguantar. Los parques eólicos y su perspectiva permiten que la gente siga pudiendo ganarse la vida y tener una comunidad.”

– Joe Bush, terrateniente (Oklahoma)

Una perspectiva de futuro

Además de ingresos estables para los habitantes que alquilan sus tierras, los parques eólicos aportan una actividad económica crucial para las zonas rurales gracias a las oportunidades laborales que ofrecen.

El empleo en las zonas urbanas ha crecido tres veces más rápido que en las zonas rurales, y a menudo el empleo en las zonas rurales se concentra en industrias en declive, como la minería del carbón. Los parques eólicos en las zonas rurales ofrecen un salvavidas crucial, ya que los mineros despedidos pueden pasar por un reciclaje profesional para trabajar en el sector de la energía eólica.

Además, nuestros ingenieros eólicos disfrutan con lo que hacen:

“Me encanta la gente con la que trabajo. Me encanta el trabajo que hacemos porque creo que es bueno para el planeta. Es bueno para mi familia. Es bueno para la comunidad.”

– Austin Jones, Supervisor de planta eólica, Enel Green Power

Además, con la construcción de estos parques eólicos también se crean nuevos puestos de trabajo en las zonas rurales. De hecho, desde 2016 hemos creado más de 3.500 puestos en la construcción, impulsando de este modo la economía rural, que tanto lo necesita.
 

Inspiración para los más jóvenes

Cuando colaboramos con las comunidades en el marco de nuestros proyectos de energía renovable, queremos asegurarnos de que toda la población pueda beneficiarse. Y esto supone prestar una atención especial a la educación para inspirar a la próxima generación de trabajadores en la energía eólica.

En Allen, Nebraska, por ejemplo, donde se encuentra nuestro parque eólico Rattlesnake Creek, hemos financiado programas en los colegios de la zona que han inspirado a los estudiantes a plantearse estudiar materias científicas.

En Kansas, patrocinamos el KidWind Challenge, en el que estudiantes de secundaria y bachiller diseñan y prueban sus propios aerogeneradores, ayudándoles a entusiasmarse por la energía eólica y, con un poco de suerte, acompañarlos hacia una carrera de éxito.

También celebramos eventos similares en Oklahoma, donde uno de los formadores afirmó: 

“Podemos celebrar este evento en las aulas, con la comunidad, gracias, entre otros, al apoyo de Enel. Y no solo al apoyo financiero. El personal de Enel y los técnicos participan en las clases prácticas en el aula, con la comunidad y ofrecen ayuda práctica.”

– Kathy Jackson, instructora de KidWind, Oklahoma

Nuestro compromiso con las comunidades rurales va más allá de la simple construcción de los parques eólicos. Nos esforzamos por ser una buena empresa en la que trabajar, buenos socios y buenos ciudadanos corporativos al apoyar a las personas que hacen posible nuestra energía eólica