Whitney Hill y Roadrunner empiezan a producir energía en EE. UU.

Publicado viernes, 3 de enero 2020

“Este hito subraya la capacidad de Enel Green Power para desarrollar, construir y gestionar proyectos en diferentes lugares de Estados Unidos recurriendo a diferentes tecnologías. En Estados Unidos seguimos aprovechando las oportunidades de crecimiento gracias a la fuerte demanda de energía sostenible por parte de la industria y los servicios, acelerando la transición hacia una economía descarbonizada.”

– Georgios Papadimitriou, responsable de Enel Green Power en Norteamérica

La construcción de la central de Roadrunner, de 497 MW, que una vez finalizada será la mayor central solar de Texas, comenzó en febrero de 2019. Cuando esté a pleno rendimiento, a finales de 2020, el parque solar será capaz de generar unos 1200 GWh al año, evitando la emisión de más de 785.000 toneladas de CO2 al año.

Además, gracias a dos Power Purchase Agreement (PPA), venderemos energía de una porción de 65 MW a Mondelēz Internacional, además de la proveniente de otros 70 MW a Clorox Company.

Whitney Hill, por su parte, tiene una capacidad instalada de 66 MW y se espera que genere 246 GWh de energía sostenible al año, evitando así la emisión de 161.000 toneladas de CO2 a la atmósfera. Whitney Hill se encuentra justo al lado de otra central de Enel Green Power, el parque eólico de 185 MW de HillTopper, que lleva operativo desde diciembre de 2018. Ambos parques eólicos fueron diseñados por Swift Current Energy.

A día de hoy, entre Estados Unidos y Canadá, Enel Green Power está trabajando en casi 1 GW de nueva capacidad renovable en seis proyectos diferentes. Más en concreto, en Estados Unidos, EGP está construyendo la segunda fase de 245 MW del parque eólico Roadrunner, los 236,5 MW de White Cloud en Missouri, el proyecto del parque eólico de 299 MW de Aurora (Dakota del Norte) y la ampliación de 50 MW de High Lonesome. En Canadá, Enel Green Power está construyendo los proyectos eólicos de Riverview (105 MW) y Castle Rock Ridge II (29,4 MW), ambos en la provincia de Alberta.

Se espera que los seis proyectos entren en funcionamiento en 2020, sumándose así a las aproximadamente 1oo centrales de EGP ya presentes en 24 estados de Estados Unidos y en 2 provincias canadienses que generan, gracias a las fuentes hidroeléctrica, eólica, solar y geotérmica, más de 5 GW de energía renovable y sostenible para respaldar la transición energética en Estados Unidos y Canadá.