Las renovables que desafían a Marte

Lunes, 31 Octubre 2016

“El horizonte hasta donde se pierde la visual y un paisaje casi irreal, tan seco que las agencias espaciales lo utilizan para poner a prueba los medios de exploración en Marte.”

El futuro en el desierto

Hasta hace poco, la comunidad de Ollagüe dependía de un generador diesel, la única solución que permitía a los aldeanos un acceso precario y parcial a luz y electricidad.

En esta zona remota del desierto chileno pusimos en marcha un proyecto sin precedentes que combina la innovación, la sostenibilidad, la energía limpia y la participación de la población local, que finalmente puede contar con un acceso estable a la luz eléctrica.

“El proyecto cubre el 85% de las necesidades eléctricas de la comunidad, evitando todos los años los 6 mil litros de combustible para alimentar el viejo generador diesel. ”

La solución ideada por Enel Green Power combina tres tecnologías renovables diferentes - un campo fotovoltaico, una planta de energía eólica y una de cogeneración solar - integradas con un sistema de almacenamiento de electricidad y conectado a un micro-red totalmente independiente de las líneas eléctricas, que nunca subieron a la gran altura de este rincón del mundo.

La innovación que cambia la vida

Hoy Ollagüe tiene energía para las 24 horas del día: el agua caliente siempre está disponible, el refrigerador de la tienda de comestibles puede conservar los alimentos y los jóvenes alumnos de la escuela también pueden aprender a utilizar las nuevas tecnologías digitales

“Para los habitantes del pueblo se volvieron finalmente habituales actividades y gestos que sólo permite un acceso estable a la electricidad.”

Además de la planta, hemos puesto en marcha un programa de capacitación social para enseñar a los miembros de la comunidad cómo mantener los paneles solares para ser totalmente independientes desde el punto de vista energético.

Después de años de aislamiento, la pequeña localidad de Ollagüe se ha convertido en el símbolo de un nuevo futuro, hoy accesible también a todas aquellas comunidades que viven en los lugares más remotos de la Tierra.