Desde África hasta Australia, así EGP amplía sus horizontes

Viernes, 24 febrero 2017

En detalle, qué modelo está demostrando ser más productivo entre la PPA (Power Purchase Agreement), feed-in tariff y otros tipos de incentivos?

A nivel mundial, hay muy pocos casos en los que todavía se trabaja con el sistema de feed-in tariff. Los mecanismos competitivos son ahora frecuentes y esto hizo posible reducir los costos que no podrían haber sido alcanzados con el modelo de la Feed in Tariff.  Los PPA en muchos países generó una presión competitiva la que aceleró la mejoría tecnológica, la reducción de costes y el desarrollo del sector: probablemente sin este paso no hubiéramos sido testigos del auge de las energías renovables, que en algunos países representan una solución aún más competitiva de fuentes convencionales.

¿Cómo estamos moviendonos a utilizando la PPA?

EGP siempre trata de tomar exposición comercial muy baja en el desarrollo de nuevos proyectos. Muchos PPA ya incluyen el riesgo de exposición de este tipo, y en este sentido es fundamental el trabajo de nuestros especialistas que estudian en el detalle los contratos con el objetivo de mitigar los riesgos.

¿Cómo cambió con el tiempo el trabajo de la EGP BD?

Nuestro trabajo está compuesto por dos almas diferentes, que consiste en un proyectos de desarrollo de bienes tradicionales y otra, más reciente, que tiene de contro un carácter comercial. El BD realiza las dos actividades con el objetivo de realizar nuevos proyectos y vender la energía producida. Los mercados que nos llaman la atención son, en particular, pero no exclusivamente, los de los países que se están abriendo a la liberalización de los grandes clientes, los llamados clientes comerciales e industriales (C & I).

Por ejemplo?

En México, donde la energía producida por uno de los mayores proyectos de energía eólica hicimos se venderá a FEMSA, el embotellador más grande de Coca-Cola. Por lo tanto, el mundo de la PPA es muy variado: hay homólogos colegas estatales y privados, una realidad compleja, hasta los mercados totalmente liberalizados, como los Estados Unidos. Ahora no sólo vendemos más energía para otras utilidades, sino también a las grandes entidades industriales y comerciales que nos permiten crear sinergias globales. 

Después del éxito del año pasado vamos a hablar de 2017: ¿qué tenemos que esperarnos?

Desde el punto de vista geográfico miro en especial a Etiopía, Australia y Europa del Norte, mientras que una excepción vale la India, un país en el que ya entramos, pero en el que necesitamos consolidar nuestra presencia y demostrar nuestra competitividad. Pero los objetivos que se marcó EGP no son solamente geográficos. tenemos que ser el primer proveedor de elección para la gran C + i: por desgracia, el nivel de conciencia de nuestra marca en la gran población de C & I es baja, por lo que necesita una fuerte trabajo de marketing industrial. Creo que es importante también aspirar a convertirse en socio de capital de elección. Este papel debería añadir en 2017 una tercera naturaleza para el desarrollo de negocios, es decir, la colocación de capital, además de la ingeniería y comercial. Incluso en aquellos mercados en los que no están sacrificando nuestras declaraciones, pero en el que el nivel de competencia es muy alta, nuestro objetivo es encontrar personas dispuestas a creer e invertir en nosotros. Es de esta manera que podemos aumentar nuestro valor. Por último, recordamos que nos estamos poniendo a disposición la capacidad para el desarrollo, construcción y gestión de instalaciones no sólo para nosotros, sino también para el otro: por eso hablamos de la conocida BSO modelo (Build, Operate and Sell) o sociedad de capital que nos permite ser más competitivos .