Brasil y México, campeones de seguridad

Miércoles, 7 de junio 2017

“Hay más de 410 días sin accidentes en Ituverava, planta fotovoltaica de 254 MW en el estado de Bahia, mientras que en el parque solar de Lapa (158 MW) trabajamos sin ningun accidente de trabajo durante más de 399 días. En Cristalândia, el parque eólico de 90 MW, no tuvieron lugar accidentes durante más de 389 días.”

La seguridad en el trabajo es una prioridad para la División de Renovables del Grupo Enel, que desde el día de su fundación se ha comprometido a alcanzar el ambicioso objetivo "Cero Accidentes" a través de la capacitación constante y la amplia difusión de una cultura de seguridad que involucra a todos los empleados de la compañía en todo el mundo y los contractor que colaboran en nuestros sitios de construcción.

Los números confirman el excelente trabajo realizado hasta ahora que se extende más allá de los MW de potencia instalada y las nuevas plantas abiertas. Junto con Brasil, aunque el México está registrando un rendimiento sin precedentes: somos el operador más grande en el sector de la energía renovable en el país, donde manejamos 728 MW (de los cuales 675 MW de energía eólica y 53 MW de energía hidroeléctrica). También empezamos recientemente la construcción de Villanueva, una planta solar fotovoltaica de 754 MW que es el edificio más grande en construcción en las Américas y nuestro proyecto solar más grande en el mundo.

“A pesar de los muchos proyectos empezados y en marcha, en México, no se registraron accidentes desde hace 4247 días, lo que equivale a once años y medio.”

Un logro increíble posible gracias a la planificación, experiencia y organización, pero sobre todo gracias a un gran trabajo en equipo y al compromiso de todos, porque la seguridad es una responsabilidad para cada uno de nosotros.

El logro, sin embargo, no es un punto de llegada, sino una oportunidad para seguir mejorando: por un lado la Global Renewable Energies cerró el 2016 con una reducción significativa (aproximadamente del 30% en comparación con 2015)  del índice de frecuencia de los accidentes de trabajo (número de accidentes de trabajo por millón de horas trabajadas) y en el 99% de las plantas terminó el año sin accidentes de trabajo, por otro lado hay todavía algunas áreas significativas de mejora. El 2017 tiene que vernos de nuevo protagonistas y campeones de seguridad, no sólo en México y Brasil, pero en todos los países en los que seguimos llevando energía limpia.