La comunicación llegó con el viento

Publicado el martes, 29 de agosto 2017

“Para cualquier comunicación con el exterior, sus habitantes debían viajar unos 70 kilómetros hasta alcanzar las primeras localidades con conexión: San Tiburcio o Villa de Cos. ”

La llegada a la localidad de Enel Green Power no solo supuso una inversión de 250 millones de dólares para la construcción del parque. Paralelamente se activó la estrategia de Sustentabilidad, que tenía como prioridad analizar las necesidades de los grupos de interés y las sinergias a implementar entre empresa y comunidades.

Las Renovables que conectan con el mundo

Desde un primer momento se puso de manifiesto que la conectividad telefónica era una necesidad fundamental, por lo que entre ambas partes se realizó el proyecto Conectando a Mazapil.

La comunidad donó un espacio de propiedad ejidal para ubicar una torre de telecomunicaciones. Se instaló un amplificador de señal celular para permitir llamadas y envío de mensajes de texto. 

“Este sistema es propiedad de la misma comunidad y actualmente proporciona cobertura a los 400 habitantes de la población, agrupados en unas 70 familias. Enel Green Power se encargó de la inversión inicial necesaria para la instalación.”

El equipo de telecomunicaciones está alimentado por un sistema de energía fotovoltaica que ayuda a que el impacto económico y ambiental sea mínimo. Otro beneficio económico son los 100 pesos que los mazapiltecos ahorran en lo que antes eran desplazamientos de casi hora y media cada vez que necesitaban realizar una llamada.

La comunicación llegó a Mazapil con la energía del viento. Sus habitantes ahora pueden mantenerse en contacto con sus seres queridos, además de aumentar la comercialización de sus quesos (producto típico de la zona) o solicitar a las autoridades estatales servicios básicos como el de atención médica.