El jardín de Chinampas

Publicado martes, 7 noviembre 2017

“El valor principal de esta iniciativa es que nació y se ha desarrollado en colaboración con la comunidad de Chinampas y las autoridades locales. Trabajando juntos conseguimos recuperar un espacio de reunión destinado a actividades educativas y culturales, un lugar que había estado abandonado e inutilizado durante años y que actualmente vuelve a estar lleno de vida.”

– Óscar Salcido, Responsable de Sostenibilidad en México y América Central

Junto con el Gobierno, hemos participado en un 50 % en las obras de renovación, destinando 50.000 dólares estadounidenses. Esta inversión ha permitido reconstruir la antigua glorieta central, la renovación del verde público y la creación de un parque de juegos para niños.

Crear ciudades sostenibles

Con este proyecto prosigue nuestro compromiso para lograr los 17 Objetivos de desarrollo sostenible promulgados por la ONU. Más en concreto, la restructuración del Jardín de Chinampas responde a dos objetivos específicos: garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades (3) y lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles (11).

Los espacios públicos constituyen lugares de encuentro, de socialización, de intercambio de experiencias y tienen un efecto positivo sobre las costumbres, el estilo de vida y la solidaridad de las comunidades, además de funcionar como estímulo para la organización de eventos culturales y lúdico-didácticos.

Por esta razón, rediseñar lugares públicos, siempre con la perspectiva de la sostenibilidad, para que las ciudades sean más vivibles, devolviendo a las personas el lugar de encuentro es uno de los objetivos imprescindibles de Enel Green Power. 

“Cada paso de nuestro trabajo está guiado por el modelo de Creación de Valor Compartido, partiendo de la voluntad de una escucha atenta de las necesidades de las comunidades con las que trabajamos.”

La presencia de Enel Green Power en la zona representa un enorme beneficio para la comunidad local. 

El parque eólico, con sus 129 MW de capacidad instalada, aporta un beneficio considerable para el medio ambiente, ya que en un año se ha registrado una reducción de 163,083 toneladas en las emisiones de CO2

Por otro lado, los 1.863 habitantes de la comunidad disfrutan en la actualidad de un nuevo lugar donde pasar tiempo juntos, recordando tal vez la gloriosa historia de Chinampas.