En Sudáfrica al hambre y la desnutrición se les vence en el colegio

Publicado viernes, 24 noviembre 2017

“Junto con la ONG Soul Provider Trust, Enel Green Power trabaja en un proyecto para la reducción de la desnutrición infantil que se desarrolla en los colegios y que aúna educación y cuidado de la salud.”

El cambio inicia en el aula

Soul Food es el proyecto principal de Soul Provider Trust y tiene como objetivo proporcionar una comida caliente a los más pobres, con una atención especial puesta en niños y jóvenes que van al colegio.

“En la actualidad existen 6 proyectos de Soul Food que proporcionan semanalmente comida caliente a unos 42.000 niños en edad escolar, pero también a jubilados y mujeres víctimas de abusos, enfermos terminales o personas infectadas por el VIH.”

El éxito de Soul Food nace de una intuición muy simple: recuperar las sobras de alimentos de hoteles, restaurantes y lugares de entretenimiento que, de otra manera, se tirarían, para destinarlas a aquellos que padecen hambre.

La colaboración de Soul Food con EGP Sudáfrica, gracias a las donaciones de alimentos realizadas por productores y comercios, está cambiando la vida de miles de niños y de sus familias.

Soul Food contribuye de esta manera a aumentar la tasa de asistencia escolar de estos niños y a reducir el abandono, con mejoras tanto en las condiciones alimentarias como en las capacidades cognitivas.

“Muchos niños están malnutridos y vienen al colegio solo para recibir comida. Es una situación muy triste, que no conseguiríamos afrontar sin la intervención de Soul Food y Enel Green Power. ”

– Brent Chalmers, Fundador y fideicomisario de OSB Cam

Mucho más que una simple comida

Eric Mtyobo es el alma y el cerebro de Soul Provider Trust. En la provincia de Eastern Cape es el responsable de las operaciones de supervisión logística y de entrega de los paquetes con productos alimentarios en las pequeñas localidades de Hankey y Addo, cerca de Port Elizabeth, una de las principales ciudades de la provincia donde se encuentran nuestras instalaciones eólicas de Gibson Bay.

Le hemos proporcionado a Mtyobo un vehículo y nos hacemos cargo de los costes mensuales de carburante que le permiten recoger los excedentes de alimentos y las donaciones para después entregarlos en los colegios e institutos en los que trabaja la ONG.

“Los alimentos recogidos por Eric Mtyobo nutren a unos 3.500 niños en edad escolar en Hankey y a unos 100 niños en Addo.”

Los alimentos que se distribuyen diariamente en los colegios de Port Elizabeth suponen una respuesta concreta y directa a una exigencia fundamental de las comunidades locales y contribuye a lograr 5 de los 17 Objetivos de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas.

Una simple comida, todos los días, es una respuesta directa a la pobreza y la desnutrición (ODS 1 y 2) y también un modo de facilitar el acceso estable a una educación de calidad (ODS 4), para promover la igualdad de género (ODS 5) y reducir las desigualdades (ODS 10).