El gran tour renovable de Italia

Publicado lunes, 16 de abril 2018

“El Tren Verde 2018, la 30ª edición de la campaña itinerante diseñada por Legambiente con la participación de Enel Green Power, ha atravesado Italia de Siracusa a Trento para promover un modelo energético más sostenible.”

Las paradas en las 12 ciudades elegidas para el viaje del Tren de este año han permitido presentarles a los ciudadanos y empresas magníficos ejemplos, oportunidades, desafíos y riesgos que caracterizan el día a día del país y que deben marcar nuestro camino hacia 2030, fecha en la que las decisiones que tomemos ahora mostrarán su eficacia.

El país de los ayuntamientos renovables

A los vagones del Tren Verde se han subido jóvenes y ancianos, colegios enteros y simples curiosos invitados a descubrir con sus propios ojos las bases sobre las que podemos construir el inicio de la era de una generación distribuida y limpia, con energías renovables, redes inteligentes, eficiencia y movilidad sostenible de las cuales Italia ya cuenta con una experiencia y un saber hacer significativos.

El viaje del Tren Verde también ha sido la ocasión para conocer a los campeones de las fuentes sostenibles en Italia, esos Ayuntamientos renovables registrados por Legambiente que cuentan sobre todo con el sol y con el viento para satisfacer sus necesidades energéticas.

“El informe de los Ayuntamientos renovables 2018, realizado en colaboración con EGP y que ya ha alcanzado su 12ª edición, nos muestra una Italia con una proyección cada vez mayor hacia las fuentes renovables que en la actualidad ya cubren más del 32 % de las necesidades eléctricas en el país.”

Las fuentes renovables han revolucionado el sistema energético italiano. Desde 2015, el 100 % de los municipios italianos posee por lo menos una planta de energía renovable. En poco más de diez años, la producción de energías renovables ha pasado de 51,9 a 103,5 teravatios/hora (TWh), con un incremento en la producción del 99 % y una difusión en todo el territorio italiano de más de un millón de instalaciones de todos los tamaños.

Entre historia e innovación

El Tren Verde ha ayudado a dar a conocer esa Italia que ha elegido la energía renovable y durante su recorrido ha pasado por las regiones en las que Enel Green Power está presente con algunas de sus instalaciones más significativas e innovadoras.

Las 12 ciudades en las que ha parado el Tren Verde tienen una estrecha relación con nuestras instalaciones que usan varias tecnologías para el uso de fuentes renovables, de la solar a la hidroeléctrica, pasando por la eólica o la geotermia.

En Sicilia, EGP está presente con instalaciones renovables que ya son históricas y otras que están por llegar. Cerca de Siracusa, ciudad desde la que salió el Tren, se encuentra la histórica central hidroeléctrica de Cassibile, construida en 1908, así como uno de los primeros parques solares termodinámicos de Europa, en Priolo Gargallo. Subiendo por las vías hacia el estrecho de Mesina, el Tren Verde también se dejó ver por las instalaciones que integran energía fotovoltaica y almacenamiento en Catania y por el Innovation Lab de Enel Green Power, donde se prueban las nuevas tecnologías.

Unos cuantos kilómetros más tarde, el Tren Verde llegó a Grosseto, una de las provincias italianas más relevantes para la producción de energía geotérmica que en Toscana, gracias sobre todo a las 35 plantas de Enel Green Power, satisface más del 30 % de las necesidades energéticas de la región.

Más al norte, en las etapas en Piamonte, Lombardía, Véneto y Trentino, el tren de Legambiente atravesó el territorio italiano en el que la energía hidroeléctrica es la fuente renovable con más arraigo y difusión y donde están operativas la mayoría de nuestras instalaciones alimentadas por agua de Italia.

“Enel Green Power gestiona en Italia 190 grandes presas, con un volumen total de agua embalsada de más de 2.300 mm3 que garantizan el riego de unas 700.000 hectáreas al año –equivalente a la superficie de Molise y el Valle de Aosta– satisfacen las necesidades de agua potable de unas 750.000 personas y contribuyen a cubrir de nieve artificial unas 240 hectáreas de pistas de esquí.”

Energía renovable que protege el medio ambiente

La iniciativa promovida por Legambiente con el apoyo de Enel Green Power ha brindado asimismo la ocasión para llamar la atención de las comunidades locales y de la opinión pública sobre el tema de la protección medioambiental.

El compromiso de las distintas regiones italianas para la promoción de un modelo de desarrollo sostenible no se limita únicamente al uso de fuentes renovables para producir energía limpia. La protección de la naturaleza y la protección de la biodiversidad pasa también y sobre todo por la reducción de la contaminación en ciudades y pueblos, pero también en ríos, mares, bosques y parques.

En su viaje por las regiones italianas, el Tren Verde ha permitido mostrar esa contribución silenciosa que las centrales hidroeléctricas realizan para la protección de los ríos y arroyos.

“En Italia, EGP elimina una media de más de 9.000 toneladas de residuos –unas 3.000 solo del Po– que recogen las rejillas de sus centrales hidroeléctricas, enviando unas 8.000 toneladas a los centros de reciclaje.”

Protección del territorio y cuidado de los ecosistemas y de la biodiversidad son elementos cruciales de un desarrollo sostenible que promovemos con iniciativas junto con las comunidades locales en los lugares en los que estamos presentes gracias a la energía renovable que producen nuestras instalaciones; son las dos caras de la misma moneda que, en el Modelo de Creación de valor compartido encuentra su expresión más desarrollada y eficaz.