Sudáfrica, donde la educación crea valor compartido

Publicado martes, 10 de abril 2018

“Gracias al proyecto con Liter of Light, 60 jóvenes han construido 18 Solar Bottles y 25 faros que en la actualidad iluminan los pueblos de la zona de Nojoli.”

En lo que se refiere al desarrollo de pequeñas y medianas empresas y a la creación de nuevos puestos de trabajo, se han abierto en las principales ciudades sudafricanas centros de formación profesional para técnicos especializados en el sector de las energías renovables.

“En el primer año de los cursos de formación profesional han participado más de mil personas y, entre ellas, 200 mujeres.”

Uno de nuestros objetivos es la creación de puestos de trabajo que puedan garantizar la equidad social y que supongan un motor real de desarrollo. Por esa razón, junto con la formación de los técnicos, hemos puesto en marcha un proyecto para la asistencia de las pequeñas empresas activas en el sector de las renovables en el que se forma a los responsables tanto en aspectos legislativos y fiscales como en la gestión del negocio.

Digitalización y desarrollo

Conectar, integrar, compartir. En el mundo actual, la digitalización y el acceso a Internet son una de las claves de la educación, porque permiten a los niños y jóvenes ser testigos de la diversidad, descubrir nuevas realidades y ampliar los conocimientos.

Junto con la construcción del parque eólico de Gibson Bay, nuestras mayores instalaciones eólicas en Sudáfrica, que se encuentra en el municipio de Kouga, en la provincia de Eastern Cape, se presentó por ejemplo un plan para suministrar servicios de wi-fi gratuitos a los centros escolares de la zona gracias a la instalación de hot spot para garantizar el acceso a Internet. 

“En Lephalale, pequeño municipio de la provincia de Limpopo, respondimos a la solicitud del alcalde, donando a los mejores estudiantes 20 ordenadores portátiles y 50 calculadoras.”

Energía y lucha contra el hambre

Alrededor del 12 % de niños sudafricanos está malnutrido. Y, sin embargo, los hoteles y restaurantes del país mandan a los vertederos toneladas de alimentos a diario.

La ONG Soul Provider trabaja a diario para utilizar los alimentos que si no se tirarían y proporciona comida caliente a la población indigente del país.

“Asegurar una alimentación estable a los niños significa proporcionales la energía necesaria para estudiar, jugar y vivir la infancia.”

Mediante el Soul project, Enel Green Power colabora con la ONG para proporcionar cada semana 3.500 comidas a niños y jóvenes en los comedores escolares.

Cuando están bien nutridos, los niños estudian mejor y la existencia de una comida caliente contribuye a disminuir el índice de abandono escolar, activando un proceso positivo de Creación de valor compartido con la educación como punto principal.