En Italia soplan vientos de innovación

Publicado miércoles, 6 de junio 2018

“Wind Big Data Boost ha estudiado más de 4.000 turbinas eólicas de todas las que EGP tiene en el mundo, incluidas todas las máquinas en Italia y España.”

– Federico Fioretti, Head of Wind Innovation, EGP

Gracias al software de inteligencia artificial y de aprendizaje automático que opera en todos los parques eólicos italianos estamos probando sistemas que analizan los datos e identifican posibles averías en estado embrionario.

“El mantenimiento predictivo nos ha permitido obtener un importante ahorro y aumentar la eficiencia y la disponibilidad de todas las instalaciones.”

Escuchar el corazón de nuestras turbinas

Todos los médicos, para diagnosticar lo mejor posible, necesitan las mejores herramientas disponibles.

De la misma manera, hemos elegido una turbina siciliana nuestra como banco de ensayo para la puesta en funcionamiento de nuevos sensores innovadores capaces de supervisar el funcionamiento del aerogenerador desde su interior y proporcionar inmediatamente una imagen completa de la situación.

“Los nuevos sensores Micro Electro Mechanical Systems (MEMS), realizados con técnicas de microfabricación, ofrecen un rendimiento óptimo junto a un bajo coste de fabricación.”

Los MEMS forman parte de un sistema completo de supervisión capaz de identificar las vibraciones en el interior de la máquina, así como posibles movimientos anómalos de la torre.

Gracias a unos micrófonos muy sensibles, el sistema también es capaz de «escuchar» las palas y los comportamientos internos de la turbina para poder identificar de este modo posibles errores de funcionamiento.

En dos de nuestros parques eólicos en Calabria y Cerdeña estamos experimentando asimismo con una nueva generación de dispositivos de control capaces de aumentar el rendimiento y reducir las cargas estructurales en toda la turbina. 

“Gracias a nuevos e innovadores anemómetros, los instrumentos para medir la velocidad y la dirección del viento, podemos mejorar el control del aerogenerador para una mayor eficiencia y un aumento de la duración.”

Algoritmos que mejoran las instalaciones

Cada una de las turbinas forma parte de un complejo parque eólico, en el que a menudo hay un centenar de aerogeneradores que funcionan de manera sincronizada. Por eso consideramos nuestras centrales alimentadas por la energía del viento como un cuerpo único, estudiando las mejores soluciones tecnológicas para optimizar el funcionamiento.

Nuestro parque eólico de Sedini, en Cerdeña, por ejemplo, será el banco de ensayo para los test de Closed Loop Wind Farm Control (CL-Windcon), un ambicioso proyecto financiado por la Unión Europea en el marco del programa Horizon 2020[1] con el objetivo de crear algoritmos de control avanzados para mejorar el funcionamiento de todo el parque.

“Trabajando junto con colaboradores a nivel internacional, como el Politécnico de Milán, gracias a CL-Windcon aprendemos a modificar el funcionamiento de cada una de las turbinas según las estelas aerodinámicas producidas por las palas cercanas y según los parámetros de toda la instalación.”

Tras las primeras simulaciones fluodinámicas de muy alta resolución, el proyecto está en plena segunda frase, en la que se realizarán pruebas con turbinas a escala en un túnel de viento. Tras esta fase, CL-Windcon llegará a Cerdeña, donde se realizarán pruebas a tamaño real.

Programar lo impredecible

Ya sabemos que no podemos activar el viento con un mando a distancia. Incluso con su carácter impredecible por naturaleza, la energía eólica se puede integrar con las demás renovables para que sea cada vez más «programable».

“Utilizando herramientas de inteligencia artificial junto con complejos sistemas de previsión meteorológica, podemos predecir cuánta energía podrá emitir a la red un parque eólico. ”

Gracias a los modernos sistemas de almacenamiento se puede además almacenar la energía, estabilizar la frecuencia y encontrar el equilibrio entre la oferta y la demanda.

El coste de los sistemas de almacenamiento está siendo testigo de una rápida reducción y se prevé que en los próximos años se puedan extender rápidamente. 

“En Potenza Pietragalla (Basilicata) estamos experimentando con un sistema de acumulación de energía integrado con un parque eólico para comprobar sobre el terreno las dinámicas y los desafíos que suponen este tipo de instalaciones.”

– Francisco Sierra Fernandez, Head of O&M Wind Italia, EGP

Formado por 9 aerogeneradores, con una capacidad instalada de 18 MW, Pietragalla es un parque de pequeño/mediano tamaño, suficiente para experimentar nuestra capacidad en los sistemas de almacenamiento a nivel industrial.

El esfuerzo que estamos realizando en Basilicata representa un paso fundamental para el futuro, ya que nos permite adquirir el savoir faire en una tecnología innovadora y con óptimas perspectivas de mercado: una experiencia que desde Italia llegará a todo el mundo.  

[1] This project has received funding from the European Union’s Horizon 2020 research and innovation programme under grant agreement No 727477.  http://www.clwindcon.eu/