Las tradiciones ancestrales y el futuro se unifican en Chile para generar valor compartido

Publicado jueves, 21 de marzo 2019

“Creemos que es un acuerdo muy representativo para el país, ya que supone un ejemplo de colaboración, entre Enel Green Power y la comunidad, para la conservación del medio ambiente y la cultura indígena.”

– Flávia Lima, Environmental Specialist Enel

Pero además de proteger sus tierras, el Parque La Isla - Salto La Olla constituye también una oportunidad para que la comunidad Mapu Pilmaiquén dé a conocer su cultura, basada en una relación directa entre el hombre y la naturaleza, a los visitantes y turistas.

Algunos miembros de la comunidad han tenido la oportunidad de participar en cursos de formación y ahora son guías turísticos para los más de cien visitantes diarios que hacen del Parque La Isla - Salto La Olla un ejemplo de turismo sostenible. 

“Trabajamos juntos y el parque abrió sus puertas al público. Agradezco a EGP que haya devuelto el área a la comunidad, ya que ésta la salvaguardará y protegerá siguiendo sus creencias”

– Bernardita Amolef, Representante de la comunidad Mapu Pilmaiquén

Un ejemplo a seguir

Enel Green Power tiene como objetivo promover el desarrollo social de las comunidades en las que opera a través de la creación de valor compartido, la protección del medio ambiente y la garantía de un mundo mejor para las generaciones futuras.

“El diálogo y el compromiso de un trabajo conjunto son los caminos que EGP trata de promover en el mundo. Para nosotros, el Parque La Isla es un modelo a imitar, porque demuestra que, con la voluntad de ambas partes, es posible llevar a cabo iniciativas con beneficios para la comunidad y el medio ambiente.”

– María Cristina Papetti, senior executive de Sustainability Projects y CSV de Enel

El Parque La Isla - Salto La Olla es un ejemplo de diálogo y entendimiento mutuo, que también ha sido reconocido más allá de las fronteras de Chile.

Durante el Foro de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, celebrado en Ginebra en noviembre de 2018, se recordó el esfuerzo conjunto de EGP y la comunidad local, subrayando también la visión a largo plazo del proyecto.

De este modo se corrobora una vez más que el desarrollo sostenible se concretiza en acciones compartidas, con una mirada atenta al presente y al futuro de las comunidades locales.