La energía de Enel Green Power al servicio de la salud en África

Publicado lunes, 30 de septiembre 2019

Energía verde para la salud

El centro de salud de Sandveld no es el único ejemplo de la atención que Enel Green Power presta a la salud de las comunidades. Sin salir de África, en Entebbe, en un área desértica de Uganda, EGP está contribuyendo a la completa autosuficiencia energética del Centro de excelencia en cirugía pediátrica de Emergency, un proyecto en el que participan numerosos exponentes italianos, incluido Renzo Piano, que se encargó del diseño arquitectónico.

El Centro de excelencia en cirugía pediátrica forma parte de un proyecto más amplio, el ANME (African Network of Medical Excellence), creado en 2009 por iniciativa de EMERGENCY con el objetivo de ofrecer una asistencia sanitaria gratuita y de calidad a África, a la vez que contribuye a reducir la mortalidad infantil en Uganda y los países vecinos.

El edificio, situado en el lago Victoria, está hecho de tierra pisé, una técnica tradicional de construcción que utiliza tierra cruda, asegurando así una inercia térmica que mantendrá constante la temperatura y la humedad. Enel Green Power le ha suministrado 2.600 módulos fotovoltaicos de capa fina, con un total de 289,24 KWp, capaces de garantizar la independencia energética total del edificio. El uso de la tierra cruda garantiza la sostenibilidad durante la fase de ejecución del proyecto, minimizando el impacto medioambiental. Por otra parte, la presencia de paneles fotovoltaicos regula la producción de electricidad de todo el edificio, garantizando que se cubren sus necesidades energéticas. El espacio verde es un elemento importante para el bienestar psicofísico de los pacientes y desempeña un papel clave en el proceso de recuperación y curación. Por este motivo, para completar el edificio, nacido de la tierra y mantenido vivo por el sol, el proyecto incluye un gran jardín con cientos de árboles.

“La energía es un derecho instrumental para todos. Permite tener acceso a los derechos fundamentales del ser humano, como el derecho a la salud.”

– Suelen Quadri, Responsable de sostenibilidad del norte y centro de África

En Etiopía, en Wolisso, una ciudad de 50.000 habitantes al suroeste de Adís Abeba donde ya existía un hospital, la intervención de Enel Green Power ha permitido garantizar un suministro constante de energía a las instalaciones. Desde hace unos meses se ha puesto en marcha en el hospital St. Luke un innovador sistema híbrido compuesto por un sistema fotovoltaico y baterías, gracias al cual se han solucionado los problemas de interrupción del funcionamiento de la maquinaria que puede salvar vidas.

Asimismo, en el sur de Zambia, unas pocas semanas después de que entrase en funcionamiento el parque solar fotovoltaico de Ngonye, de 34 MW, que además es el primero en el país, Enel Green Power ya ha sido capaz de crear valor compartido. La clínica Chisankane, que proporciona atención médica diaria a las 11 aldeas de la zona, se ha renovado por completo, al igual que el colegio Shantumbu, al que asisten 1.700 alumnos que ahora pueden estudiar en un entorno más acogedor.

Desarrollo sostenible y «Nexus»

La salud y la energía también están entrelazadas en el «Nexus» agua-alimentos-energía que EGP explora a nivel internacional e intergubernamental. Un cambio de paradigma según el cual el componente energético y sus usos productivos pasan a ser instrumentales para el acceso al agua limpia y a la cadena agroalimentaria (procesamiento de productos agrícolas, conservación de alimentos e introducción de la cadena de frío, pasteurización).

Enel Green Power ha integrado los 17 Objetivos de desarrollo sostenible (ODS) de la Agenda 2030 de la ONU en su modelo de negocio. Y la creación de valor compartido es un elemento esencial para garantizar, junto con la búsqueda de objetivos energéticos, una contribución concreta al desarrollo socioeconómico de los territorios en los que opera EGP.