El estado de la estrella solitaria se consolida como líder de la transición energética en Estados Unidos

Publicado martes, 7 de enero 2020

“Enel Green Power quería formar parte de nuestra comunidad. Querían saber cómo podían ayudarnos. Fui y les enseñé todos los proyectos y las diferentes cosas que pretendíamos hacer. Todo lo que prometieron, lo cumplieron.”

– Alicia Sánchez, directora McCamey Economic Development Corporation

Las energías renovables, entre bastidores

En el momento álgido de la construcción, teníamos a más de 1.300 empleados entre Lonesome e Roadrunner, 115 de los cuales se contrataron en el lugar. Después de la construcción, planeamos crear otros puestos de trabajo permanentes. Además, el proyecto Roadrunner ha invertido más de 5 millones de dólares en proveedores locales.

La seguridad siempre ha sido una prioridad para Enel Green Power, tanto para las comunidades que albergan nuestros proyectos de energía renovable como para nuestro personal y contratistas. Enel Green Power invertirá 125.000 dólares para respaldar las mejoras de los equipos y las necesidades de formación de los bomberos voluntarios de McCamey (cerca de Roadrunner) y de las estaciones de bomberos de Rankin, Ozona e Iraan (cerca del proyecto de High Lonesome).

Somos conscientes de que la educación abre oportunidades para los jóvenes y genera crecimiento económico. Por eso apoyaremos las actividades de sensibilización sobre materias científicas y sobre la energía eólica en los colegios de McCamey, el condado de Rankin y el condado de Crockett. Esto incluye la concesión de becas para el estudio de la tecnología de energías renovables en el Texas State Technical College o el Western Texas College. Y quién sabe, tal vez un día esos futuros técnicos eólicos y solares estén interesados en unirse a los equipos de High Lonesome y Roadrunner.

Además de la inversión en la comunidad, las becas y las oportunidades de trabajo, estamos orgullosos de contribuir a la economía local a través del aumento de los ingresos fiscales. Y es que tanto Roadrunner como High Lonesome contribuirán en gran medida a ello mediante el pago de los impuestos de la propiedad durante la duración del proyecto.

Con las instalaciones de High Lonesome y Roadrunner y los 63 MW del parque eólico de Snyder, en el condado de Scurry, Texas se beneficiará de una energía renovable, fiable y asequible, manteniendo su papel de liderazgo en el desarrollo de la energía sostenible en los años venideros.