• {{currentSearchSuggestions.title}}
  • {{currentSearchSuggestions.title}}

Operación y mantenimiento: el reto de la vida cotidiana

5 min.

Operación y mantenimiento: el reto de la vida cotidiana

El trabajo de los equipos que se hacen cargo de más de 1200 plantas operativas en todo el mundo. Experiencias y habilidades capaces de atender en tiempos record incluso en las emergencias más difíciles, como en el caso de las inundaciones en Chile.

{{ item.title }}
{{ item.content }}

Las lluvias torrenciales del Amazonas, los vientos que baten todos los récords de Oklahoma, los tormentosos inviernos en las cumbres de los Alpes en Italia y el clima "marciano" del desierto de Atacama en Chile. En muchos de los sitios donde surgen las plantas de Enel Green Power en el mundo, las condiciones climáticas y la fuerza de la naturaleza se manifiestan en todo su poder.

Los equipos de Operación y Mantenimiento de EGP (O&M), comprometidos con más de 1200 plantas que tenemos en funcionamiento, se enfrentan constantemente con el poder de la naturaleza y los eventos imprevistos que genera. Es un trabajo paciente y cotidiano, pero es más que una rutina.

Su tarea es hacer que todo funcione bien, garantizando el funcionamiento completo de cada componente, tanto para los paneles solares como para las turbinas eólicas, los pozos geotérmicos o tuberías forzadas.

Una vez concuida la construcción de una planta, comienza un nuevo capítulo igualmente importante. Los equipos de Ingeniería y Construcción (E&C) pasaron el mando a O & M: nuevas reglas y habilidades, nuevas metas y nuevos eventos imprevistos. Sigue siendo la naturaleza que exige respeto y lanza sus desafíos todos los días.

 

El día en que llovió en Marte

La región de Atacama en el norte de Chile es conocida por ser una de las más áridas del Planeta: en áreas desérticas, las temperaturas alcanzan los 40 grados y el nivel de aridez hace difícil el desarrollo de una forma de vida vegetal.

Sin embargo, en este rincón de Marte en la Tierra, al amanecer del 12 de mayo de este año, se abatió una lluvia torrencial que no se había vista durante casi un siglo. Sólo en la ciudad de Antofagasta, en sólo 24 horas, cayó del cielo hasta 23,6 mm de lluvia cuando el promedio es de 1,7 mm: como si en un solo día cayera toda la lluvia que en promedio cae en 14 años.

La inundación inesperada hizo daños e incluso víctimas. Para los miembros de nuestros equipos de Operación y Mantenimiento (O & M) que trabajan en las cinco plantas solares EGP de la región, fue una prueba real, contra la fuerza de la naturaleza y contra el tiempo.

La lluvia, el barro y los escombros conducieron a la emergencia los campos fotovoltaicos de Chañares, Carrera Pinto, Lalackama, Pampa Norte y Diego de Almagro. Los paneles fueron dañados y las plantas sufrieron importantes reducciones de la producción.

 

"Trabajando las 24 horas del día, nuestros equipos de O&M sólo necesitaron dos días para regenerar completamente 4 plantas a 5 y restablecer los 321 MW de generación."

 

Continuando a ritmos estrechos, con turnos de trabajo 7 días a la semana, restableceron las plantas solares a la situación antes de la inundación en unos dos meses.

 

Juego de equipo para hacer frente a la situación de emergencia

En Atacama, la gente hizo la diferencia y un buen plan para hacer frente a las emergencias, que fue desempeñado principalmente por los equipos de O & M Chile y el apoyo de la Central O & M.

La reacción fue enseguida mediante la formación de grupos de trabajo y un compromiso continuado, los 7 días de la semana. Los equipos inmediatamente se concentraron en las zonas más afectadas, con el fin de aumentar la potencia tan pronto como sea posible.

Las funciones Salud, Seguridad, Medio Ambiente y Calidad y Adquisiciones ofrecieron también su ayuda Por último, el conocimiento del mercado y de los socios estratégicos permitieron a los contratistas más adecuados participar a las necesidades excepcionales.

 

"Las lluvias torrenciales que sorprendieron y afectaron las áridas extensiones de la región de Antofagasta representan un ejemplo de los imprevistos y de las emergencias que la naturaleza puede reservar cada día en nuestras plantas."

 

La lista de eventos extraordinarios ocurridos en América Latina como en Europa es larga y cambia de lugar a otro. Hay las inundaciones que afectaron el Mato Grosso donde se levanta el complejo hidroeléctrico de Apiacás, los vientos que sobrepasan los 200 Km / h entre los aerogeneradores de Oklahoma, la abundante nevada que desciende en las presas de los Alpes italianos.

El tiempo récord con el que los equipos de O & M de Chile respondieron a las inundaciones de mayo son el resultado de una mezcla de competencia y experiencias comunes de los equipos que se ocupan de las plantas de EGP en el mundo.

Cada lugar tiene su propria historia y desafío que nuestros equipos de O&M recogen y enfrentan. Cada evento extraordinario representado por la naturaleza requiere un compromiso y una capacidad extraordinaria de respuesta.

Este portal contiene cookies analíticos y de elaboración de perfil, propios y de terceros, para enviarte publicidad en línea con tus preferencias. Si quieres saber más o negar algún consenso a los cookies, consulta la política de cookies. Acepta y cierra