El "made in Italy" trae el sol en los EAU

Lunes, 16 enero 2017

Enel Green Power ha instaló plantas solares en el techo de la Embajada de Italia en Abu Dabi, un proyecto hecho con los productos y las colaboraciones todas italianas.

Enel Green Power trae energía limpia y toda italiano para los Emiratos Unidos, más de cuatro mil kilómetros de distancia del Bel País.

En el centro de Abu Dabi, en el techo del edificio que alberga la Embajada de Italia, instalamos dos plantas solares con una potencia total instalada de 27 kWp, las que pueden producir 40.000 kWh al año.

"Todo el proyecto, desde la idea inicial hasta su puesta en práctica, es enteramente Hecha en Italia", dijo Massimiliano Tarantino, director de Desarrollo de Negocio de Enel Green Power para el Oriente Medio.

“Los más 200 placas instaladas en el techo de la Embajada se produjeron en Sicilia, en nuestra empresa 3SUN en Catania, y son italianas también la empresa proveedora de unidades de conversión como el contratista del proyecto.”

– Massimiliano Tarantino

Gracias a la cooperación entre la Embajada de Italia y Enel Green Power, fue posible crear el primer proyecto fotovoltaico jamás realizado en el techo de una embajada de los Emiratos Unidos. Una historia de gran éxito toda italiana que apunta a una economia  cada vez más verde.

"Estamos muy satisfechos con este proyecto de producción de energía innovador y sostenible que construimos en Abu Dhabi, en colaboración con la Embajada de Italia," dijo en cambio el CEO de Enel Francesco Starace.

“Los proyectos relacionados con Embajadas verdes fueron lanzados por EGP en 2010, iniciando uno de los futuros pilares de la filosofía Open Power: abrir nuestra energía en dirección de nuevas asociaciones.”

– Francesco Starace

El proyecto en Abu Dhabi se pone de hecho en la iniciativa Farnesina Verde puesta en marcha por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional

La cooperación con Enel Green Power empezó en 2010 en Brasilia, donde se hizo la primera planta de energía solar fotovoltaica en una Embajada, ​​combinando la protección del medio ambiente y la promoción del “Hecho en Italia”.

La Embajada de Italia en Bucarest también adquiró recientemente dos bicicletas eléctricas, con batería recargable, donadas por Enel Green Power y Ducati Energia Rumania que permitirán reemplazar el uso del coche en la ciudad en las entregas de correo, lo que irá reduciendo el impacto ambiental y el coste de la gasolina utilizada hasta ahora.

Finalmente se unió a la red de Farnesina Verde el Consulado General italiano en Río de Janeiro también, en colaboración con Enel Green Power para la instalación de un sistema fotovoltaico en el techo del edificio de activos la “Casa de Italia”.