Chile, el campamento de Cerro Pabellón logra el Sello de Excelencia

Publicado miércoles, 4 octubre 2017

“Nos complace haber recibido este reconocimiento de excelencia a nivel nacional por nuestro compromiso en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, en el uso sostenible del agua y en la reducción de residuos del Campamento de Cerro Pabellón. Estoy muy agradecido por el compromiso y la colaboración de Andrés Wolff (Gerente de Sitio) y Mario Concha (Coordinador de HSEQ) y sus respectivos equipos en el desarrollo de esta iniciativa.”

– José Muñoz Arias,Desarrollo de Negocio & Sostenibilidad de EGP Chile

Una huella cada vez más verde

Según los cálculos realizados a partir de los indicadores internacionales de la huella ecológica, hasta agosto de 2017 el Campamento redujo la cantidad de gases de efecto invernadero en casi un 50% gracias a iniciativas para promover una movilidad más sostenible. Por ejemplo, los traslados hacia el lugar de trabajo con más de un pasajero en el coche tienen la oportunidad no sólo de ganar un premio, sino también de contribuir al bienestar del área en la que trabajan.

El agua con cuentagotas

Hablando de ahorro de agua, instalamos aeradores, o reductores de flujo en los grifos de baño y en la cocina. Son dispositivos simples que, introduciendo aire, son capaces de reducir la cantidad de agua sin reducir la fuerza del flujo. Puesto que el 6,2% del agua utilizada en el área local es la que fluye de los lavabos, este sistema permitió reducir a la mitad los residuos mediante la reducción del consumo en un 3,2%.

“Parte del agua industrial una vez procesada y convertida en potable, también se puede volver a utilizar para la humectación de caminos.”

Las flores surgen de los residuos

Las acciones sostenibles no terminan aquí. Hemos creado un completo sistema de gestión de residuos que ha permitido a los desechos vivir una nueva vida bajo otras formas. Participamos en el programa de reciclaje organizado por la municipalidad de Calama con 1 tonelada de botellas de plástico, papel y cartón. Además, con la madera reciclada (paleta o mixta), construimos maceteros y mobiliario, gracias al trabajo conjunto de la comunidad y nuestro socio, la ONG Sembra: 75 toneladas de madera que irían al basurero, hoy en día amueblan parte del campamento y espacios de las comunidades aledañas. A estas acciones virtuosas se pueden añadir ocho metros cúbicos de compostaje para fertilizar plantas que adornan el Campamento, mientras que el resto fue donado a las comunidades locales para cultivar sus tierras y hacer Chile aún más verde.