En la Toscana el turismo también es geotérmico

Publicado jueves, 19 de abril 2018

“En 2017, el territorio geotérmico de Toscana recibió 120.000 visitas. De todos ellos, más de 60.000 fueron turistas geotérmicos.”

El calor del territorio

Los «turistas geotérmicos» son jóvenes de colegios, grupos organizados que llegan de toda Italia y del extranjero y habitantes de la zona, todos ellos con la curiosidad de descubrir una realidad, la de la industria geotérmica, profundamente arraigada en el territorio desde hace dos siglos.

La Central Geotérmica de Larderello de Enel Green Power fue la primera del mundo en aprovechar el calor de la Tierra para producir energía sostenible y renovable y en la actualidad es el centro de un amplio complejo compuesto por un museo y numerosos parques y recorridos en la naturaleza. 

“El turismo geotérmico constituye en la actualidad una parte importante del ámbito de la geotermia toscana; todo ello es posible gracias a la colaboración entre Enel Green Power, Co.Svi.G., el gobierno de la Toscana, las administraciones locales, la «Comunità del Cibo de Energías Renovables», el Centro de visitantes del Parque de Biancane de Monterotondo Marittimo, Pro Loco, las asociaciones y oficinas de turismo de los territorios geotérmicos tradicionales y de Amiata.”

– Massimo Montemaggi, responsable de geotermia de Enel Green Power

Las raíces de la energía

Durante el año 2017, el Museo de la Geotermia de Larderello, en el municipio de Pomarance (Pisa), fue la atracción más apreciada por los «turistas geotérmicos», con más de 27.000 visitantes en total. 

“La exposición permanente del Museo de la Geotermia explica los orígenes y el desarrollo de la industria geotérmica desde 1818, año en el que el Conde Francesco De Larderel comenzó a aprovechar el calor de la tierra con fines industriales.”

Desde noviembre de 2017 la oferta del museo se amplió y en la actualidad se puede visitar una nueva zona compuesta por 12 nuevas salas situadas en la vivienda del Conde. Las nuevas salas, que se añaden al recorrido interactivo anterior, albergan la biblioteca, el archivo fotográfico y una profundización sobre la historia de Larderello, un pueblo que nació y creció precisamente gracias a la intuición de De Larderel.

Entre naturaleza e industria

Junto con la historia de la industria geotérmica toscana, los turistas pueden admirar asimismo las maravillas de la naturaleza, como el Parque de Biancane (en el municipio de Monterotondo Marittimo), que en 2017 acogió entre sus características rocas blanqueadas por el vapor a 17.000 visitantes.

Unas seis mil personas accedieron al Parque de las Fumarolas de Sasso Pisano (Castelnuovo Val di Cecina), en San Federico, con sus chorros de agua, así como a los senderos de trekking entre fumarolas y colinas de sal.

Los visitantes también suelen disfrutar del recorrido de 700 metros alrededor de las instalaciones de Bagnore 3 y Bagnore 4 que permite observar desde cerca las centrales y entender el funcionamiento gracias a los paneles informativos y las áreas de descanso. 

“La central de Bagnore 4 se inauguró en 2014 y tiene una capacidad instalada de 40 MW, capaz de generar 310 millones kWh al año, consiguiendo así un ahorro equivalente a 70.000 toneladas de petróleo.”

Por otra parte, se consiguió una importante contribución al turismo geotérmico gracias al evento Centrales Abiertas 2017, que permitió que 10.000 ciudadanos y turistas visitaran la central geotérmica de Chiusdino, en la provincia de Siena.

“Todos trabajaron mucho en la promoción y la organización de itinerarios de visita, convirtiendo los lugares geotérmicos en un punto de referencia para el turismo nacional e internacional.”

– Massimo Montemaggi

La ampliación de la oferta turística en toda la zona ha sido posible gracias a un trabajo conjunto de Enel Green Power con las instituciones locales, que una vez más han demostrado su compromiso por la promoción de la industria geotérmica para el territorio.