Etiopía y las energías renovables, una opción sostenible

Publicado miercoles, 13 de febrero 2019

“El acceso a la energía limpia es la clave para el desarrollo de África. Para un futuro energético seguro y sostenible, las fuentes renovables son la respuesta. La competitividad en materia de costes, la disponibilidad de recursos y el rápido lanzamiento al mercado de las tecnologías renovables pueden contribuir a la difusión de la energía sostenible en África.”

– Antonio Cammisecra, director ejecutivo de EGP y Presidente de RES4MED&Africa

Etiopía no quiere quedarse a oscuras

Enel Green Power presentó en 2017 una oferta para la construcción del parque fotovoltaico de Metehara, en la región de Oromía, a unos 200 km de Adís Abeba.

Una vez construido, el parque solar de Metehara tendrá una potencia instalada de 100 MW y podrá generar unos 280 GWh al año, evitando la emisión a la atmósfera de unas 296.000 toneladas de CO2.

La región de Afar se encuentra en el punto más bajo de África. Se considera una zona inhóspita pero de extraordinaria belleza, caracterizada por lagos sulfurosos y temperaturas muy altas.

La central, para la que el consorcio liderado por EGP invertirá 120 millones de dólares estadounidenses, cuenta con el apoyo de un acuerdo de suministro a veinte años (Power Purchase Agreement, PPA) con el proveedor público de energía, Ethiopian Electric Power (EEP), que distribuirá la energía producida por la central en la red local.

EGP, también a través de Scaling Solar, está a la espera de las licitaciones para otros dos proyectos de energía fotovoltaica, mientras que, junto con el gobierno local, está explorando el potencial de las centrales hidroeléctricas y geotérmicas.

Gracias al compromiso del actual primer ministro, Abiy Ahmed, en el cargo desde mayo de 2018, que ha ratificado la preferencia por las renovables de sus predecesores, así como a un marco normativo estable, basado en las licitaciones y los PPA, Etiopía tiene un enorme potencial para acelerar el camino hacia el desarrollo sostenible y superar los numerosos contrastes que aún existen.