• {{currentSearchSuggestions.title}}
  • {{currentSearchSuggestions.title}}
{{navigationCta.name}}

El agua de Acquoria, que iluminó la Ciudad Eterna, dibuja en la actualidad el futuro de la energía

5 min.

El agua de Acquoria, que iluminó la Ciudad Eterna, dibuja en la actualidad el futuro de la energía

La histórica central eléctrica que iluminó Roma a finales del siglo XIX ya es interactiva y nos presenta un viaje multimedia para descubrir la energía

{{ item.title }}
{{ item.content }}

El agua como fuente de vida, electricidad y, por qué no, de cultura y entretenimiento. El 4 de julio de 1892, el agua de la central hidroeléctrica de Acquoria se convirtió en luz para iluminar la ciudad de Roma. La corriente alterna, que hasta entonces solo se podía transportar en un radio de unos cientos de metros, ese día recorrió los 26 km que separan Tivoli, sede de la central, de la estación de Porta Pia en Roma.

El agua iluminó la Ciudad Eterna y marcó un paso decisivo en el desarrollo de la electrificación en Italia. Esta historia se puede redescubrir de forma innovadora y atractiva, junto con todo el potencial de las energías renovables, gracias a la nueva cita de Centrales interactivas, el proyecto itinerante de Enel Green Power.

 

Un diseño interactivo que hace tangible la energía

Acquoria ha cobrado una nueva vida gracias a la exposición interactiva permanente inaugurada el pasado viernes 6 de diciembre en las salas de la histórica central eléctrica. El objetivo es abrir las puertas de un lugar lleno de encanto e historia para explicar la energía de manera nueva, multimedia, emocionante e intuitiva.

Gracias al diseño interactivo, a cargo de nuestro colaborador Dotdotdot, hemos conseguido transmitir contenidos inmateriales, como la energía, haciéndolos tangibles y explicar temas complejos, como la producción de energía o su relación con la geografía del mundo, incluso a gente muy joven. El viaje por la Central interactiva está diseñado para fascinar a visitantes de todas las edades y transmitirles la importancia de las energías renovables en la transición energética.

El fuerte contraste del entorno narrativo, con unas salas históricas de la central que albergan paneles e instalaciones multimedia, emociona e implica al visitante desde el primer momento, en el que la representación visual de la energía presente en cada uno de nosotros, detectada por una cámara, se transforma en vatios en una gran pantalla.

Además de los guías en carne y hueso, acompañan a los visitantes los alter ego digitales de los distintos tipos de energía: Idro para la hidroeléctrica, Gaia para la geotérmica, Mariasole para la solar, Levante para la eólica y Marina para la energía marina. Gracias a un eficaz sistema de reconocimiento de voz, los alter egos digitales, cada uno con su propia voz y «personalidad», pueden dialogar con los invitados y responder a sus preguntas.

Conocer, interactuar y divertirse

Se trata de un recorrido que fascina y enseña de manera amena e interactiva. Tal y como ya se hizo en Trezzo sull'Adda, en Acquoria, al final del recorrido, el visitante podrá demostrar que se ha convertido en «Ministro de Energía». Mediante un videojuego se pueden poner en práctica las nociones aprendidas, para elegir cada vez cuál es la mejor solución para satisfacer la demanda energética de una comunidad.

La central de Acquoria, situada en la margen izquierda del río Aniene, debe su nombre a un manantial cercano. Antes de la actual central se habían construido dos modestas instalaciones. La primera, construida en 1884, estaba destinada al alumbrado público de Tivoli, y la segunda se inauguró en 1892. La central eléctrica actual se construyó en 1902, a la entrada del Valle dell'Inferno. En 1929 se amplió y en la actualidad produce 154 GWh con los dos equipos instalados en el ramal de San Giovanni y 2,9 GWh con un equipo instalado en el ramal Vescovali, con un total de 157 GWh.

Acquoria puede generar energía suficiente cada año para satisfacer las necesidades de 50.000 familias, evitando la emisión a la atmósfera de más de 100.000 toneladas de CO2. Y desde hoy también puede enseñar a sus visitantes que el agua, además de vida y electricidad, también puede aportar conocimientos. 

Contenidos relacionados

Esta página web utiliza sus propias cookies de análisis y creación de perfiles, así como las de terceros, para enviarte publicidad de acuerdo con tus preferencias. Al cerrar este banner, desplazarte por esta página, hacer clic en un enlace o navegar de cualquier otro modo, aceptas el uso de las cookies. Si quieres recibir más información o denegar el consentimiento para todas o algunas cookies, consulta la política de cookies. Aceptar y cerrar