• {{currentSearchSuggestions.title}}
  • {{currentSearchSuggestions.title}}
{{navigationCta.name}}

Enel Green Power apuesta por el hidrógeno verde para acelerar la transición energética

Enel Green Power apuesta por el hidrógeno verde para acelerar la transición energética

Con sus límites y su potencial, el hidrógeno verde desempeña un papel crucial en la transición energética, ya que contribuye a la difusión de las energías renovables y a la descarbonización de sectores difíciles de electrificar.

{{ item.title }}
{{ item.content }}

«Creo que un día el agua será un carburante, que el hidrógeno y el oxígeno que la constituyen, utilizados solos o conjuntamente, proporcionarán una fuente inagotable de energía y de luz, con una intensidad que el carbón no puede». Esas fueron las palabras de Julio Verne en su novela La isla misteriosa allá por 1875. Ahora, 145 años más tarde, la ‘visión’ de uno de los mayores novelistas científicos de todos los tiempos ya es una realidad.

Hoy en día, el hidrógeno desempeña un papel fundamental en la senda de la transición energética y puede contribuir de forma valiosa a la descarbonización de las industrias que más energía requieren: sector químico, aviación, transporte marítimo, transporte pesado, etc. Pero para convertirse en un vector fundamental para un futuro energético más sostenible, la electrólisis —el proceso por el cual la molécula de agua (H2O) se descompone en sus dos componentes, hidrógeno (H2) y oxígeno (1/2 O2)— debe alimentarse con energía renovable.

El Grupo Enel está listo para aceptar el desafío y experimentar con una producción de hidrógeno sin emisiones a lo largo de toda la cadena de valor, centrándose una vez más en el gran potencial de las fuentes renovables.

 

La clave para la descarbonización total

Según el estudio de la Agencia Internacional de la Energía (AIE) «The future of Hydrogen», en la actualidad, la producción de hidrógeno se consigue casi en su totalidad con combustibles fósiles, lo que provoca la emisión de unos 830 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera, equivalente a las emisiones de Reino Unido e Indonesia.

Solo una producción con fuentes renovables, junto con un marco normativo adecuado, será capaz de reducir a cero la huella de carbono del hidrógeno y permitirá acelerar la senda de la transición energética.

Para Enel, el hidrógeno verde representa la piedra angular de un desarrollo realmente sostenible y encaja a la perfección en la visión de sostenibilidad del Grupo, que se basa en un doble objetivo. Por un lado, la descarbonización gracias al crecimiento de las energías renovables y el cierre de las centrales de carbón y, por otro, la electrificación del consumo final.

En línea con el Plan Estratégico del Grupo, que prevé convertirse en una empresa de emisiones cero antes de 2050, Enel Green Power está trabajando para crear una serie de centrales híbridas compuestas por plantas renovables (solares y eólicas) combinadas con electrolizadores —esas estructuras que, por medio de la electricidad, dividen las moléculas de agua en hidrógeno y oxígeno— para producir hidrógeno verde que luego se venderá a clientes externos para la descarbonización de sus procesos. Este proceso también incluye la posibilidad de instalar electrolizadores en nuestras plantas fotovoltaicas y eólicas ya existentes, por ejemplo, en Chile, Estados Unidos y España, donde existe un gran potencial renovable y un marco regulador favorable.

{{ item.title }}
{{ item.content }}

¿Cuál es la situación actual del hidrógeno verde?

Según datos de la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA), se espera que, para 2050, el 6 % del consumo final de energía en el mundo pueda estar relacionado con el hidrógeno que, a diferencia de otros combustibles con un fuerte impacto en nuestro planeta, garantiza una altísima capacidad energética. Pensemos que, a igualdad de peso, el hidrógeno posee casi tres veces el contenido energético del gas natural y su combustión no implica ninguna emisión de CO2, ya que genera únicamente vapor de agua.

El hidrógeno tiene una amplia gama de posibles aplicaciones. No solo se puede utilizar como combustible «limpio», sino que además puede fomentar el crecimiento de la energía renovable. Y es que una central de energía solar o eólica acoplada a un electrolizador puede proporcionar servicios de red similares a los de una central renovable combinada con una batería. A medida que las renovables vayan ampliando su penetración, será necesaria una generación flexible, y una central renovable acoplada a un electrolizador es mucho más flexible que una central autónoma, además de producir hidrógeno.

Si bien no es una alternativa a la electrificación, que sigue siendo la forma más barata y fácil para descarbonizar grandes porcentajes del consumo total de energía final, el hidrógeno verde supone un complemento a este proceso, una de las soluciones energéticas más prometedorasrentables y sostenibles para reducir las emisiones de los sectores hard to abate. Y para conseguir la neutralidad de carbono antes de 2050, la descarbonización de los sectores que dependen del uso de los carburantes fósiles será la que realmente marque la diferencia.

Además, si se produce en el territorio nacional, el hidrógeno verde puede reducir la dependencia de un país de las importaciones de combustibles fósiles y, con la creación de una nueva cadena de valor, se pueden producir consecuencias sociales positivas gracias al aumento de las nuevas oportunidades de empleo.

No obstante, no son pocas las cuestiones que se plantean en relación con la gran cantidad de energía necesaria para la producción de hidrógeno renovable, la disponibilidad de tecnologías de almacenamiento de gran tamaño o los elevados costes de transporte. Pero la difusión de las energías renovables, el aumento de la producción de electrolizadores y las correspondientes economías de escala, posibles, entre otras cosas, gracias a la evolución tecnológica, podrían sentar las bases para este elemento que, según las estimaciones de Enel, será muy competitivo ya dentro de 5 años.

Así pues, con la situación actual, el hidrógeno nos permitiría dar un paso más hacia la neutralidad de carbono, siempre y cuando se produzca a partir de fuentes renovables.

Esta página web utiliza sus propias cookies de análisis y creación de perfiles, así como las de terceros, para enviarte publicidad de acuerdo con tus preferencias. Al cerrar este banner, desplazarte por esta página, hacer clic en un enlace o navegar de cualquier otro modo, aceptas el uso de las cookies. Si quieres recibir más información o denegar el consentimiento para todas o algunas cookies, consulta la política de cookies. Aceptar y cerrar