La energía marina de EGP toma impulso en Nápoles

Publicado viernes, 6 de septiembre 2019

“Estable, predecible y siempre disponible; la energía marina tiene un enorme potencial distribuido uniformemente por todo el mundo. Enel Green Power continúa explorando el sector de la energía marina en busca de tecnologías efectivas, competitivas y escalables capaces de transformar las mareas y las olas en energía sostenible.”

– Antonio Cammisecra, CEO de Enel Green Power

La energía del mar

Según el Ocean Energy System 2014 y el Ocean Energy System 2016, de aquí a 2050, la energía marina, tanto la proveniente de las mareas como de las olas, contribuirá a producir casi 340 GW de energía en todo el mundo, de los cuales 100 GW solo en Europa.

Sin embargo, para aprovechar este enorme potencial de manera eficiente y rentable, primero será necesario completar el desarrollo de las dos grandes familias tecnológicas relacionadas con los sistemas de producción de energía del mar: uno que aprovecha el movimiento de las mareas, y otro que utiliza el movimiento de las olas.

En el primer caso, ya desde 2014 el sector ha sido testigo de una progresiva convergencia hacia la tecnología de los aerogeneradores de eje horizontal, un sistema de producción cuyo diseño es similar al de los aerogeneradores.

La situación de las tecnologías de las olas está más diversificado, y más de dos tercios de los experimentos se centran en los dispositivos de absorción puntual (Point absorbers), en los que el movimiento de las olas induce movimientos verticales que se transforman en energía, en los convertidores de oleaje oscilantes (Oscillating Wave Surge), que aprovechan las olas para mover un alerón, y en los atenuadores (Attenuators), sistemas flotantes con bombas especiales en su interior que se activan con el movimiento de la ola.

Se trata de tecnologías que todavía están naciendo en la actualidad y que se irán desarrollando plenamente —tanto a nivel económico como tecnológico— en los próximos años. En la actualidad, de hecho, la energía marina está recorriendo el mismo camino de desarrollo progresivo por el que pasó hace años la energía eólica y que condujo a la producción de los actuales sistemas de tres palas de gran tamaño, que ya son eficientes y competitivos.

Una vez que alcance la plena madurez, gracias a su enorme potencial disponible, la amplia difusión, estabilidad y previsibilidad, la energía marina puede convertirse en una fuente renovable especialmente rentable y útil para la transición energética. 

“La energía marina puede ser un excelente complemento a otras energías renovables (solar, hidroeléctrica y eólica) y será un elemento clave para la transición energética en un futuro próximo.”

– Giovanni Tula, Head of Innovability EGP

La energía marina de Enel Green Power

Desde hace varios años, Enel Green Power ha emprendido las sendas más prometedoras para identificar y probar las tecnologías más eficaces, competitivas y escalables capaces de transformar el tesoro que representa el mar en energía limpia y sostenible.

Por este motivo, EGP busca constantemente nuevas soluciones tecnológicas y está abierta a la colaboración con centros de investigación, startups, grandes empresas o pymes de todo el mundo.

En Italia, por ejemplo, EGP colabora con la startup de Pisa 40South Energy para el H24, un pequeño dispositivo situado cerca de la costa, que consiste en una parte fija que se encuentra en el fondo del mar o en una pequeña estructura, y una parte móvil que se mueve con la acción de las olas.

Con la finlandesa AW-Energy está trabajando en el WaveRoller, un convertidor submarino sumergido que consiste en un panel conectado al fondo marino y situado cerca de la costa.

También es finlandesa Wello OY, fabricante de WEC Penguin, una masa giratoria excéntrica conectada a un generador, instalada dentro de un casco que aprovecha la energía de las olas derivadas de la inclinación y el balanceo.

Todo ello sin olvidarnos del sistema CETO, desarrollado por la australiana Carnegie Clean energy en los últimos diez años, que consiste en una boya sumergida que aprovecha su triple amarre para activar tres generadores en el interior de la propia boya.

Pero EGP también trabaja junto con centros de investigación como el Marine Energy Research and Innovation Center (MERIC) de Chile, cuyo objetivo es desarrollar la energía marina en el país sudamericano. Además, EGP ha firmado recientemente un memorándum de entendimiento con el Centro Europeo de Energía Marina (EMEC) con el objetivo de fomentar el intercambio de conocimientos en el desarrollo de tecnologías marinas y en la evaluación del rendimiento, así como de promover la colaboración en proyectos de prueba sobre energía marina.