• {{currentSearchSuggestions.title}}
  • {{currentSearchSuggestions.title}}

Desde la innovación EGP el robot que "limpia" el sol

5 min.

Desde la innovación EGP el robot que "limpia" el sol

El Laboratorio Solar de Enel Green Power está experimentando robot innovadores que pueden limpiar los módulos de nuestros sistemas fotovoltaicos. Entrevista con Paola Pugliatti, especializadas en soluciones innovadoras de IBO solar Enel Green Power.

{{ item.title }}
{{ item.content }}

Imaginan tener que quitar la suciedad de una superficie que se extiende por varios kilómetros cuadrados. Solamente la idea asusta. Pero eso es lo que Enel Green Power tiene que hacer en países como Chile o Sudáfrica, donde se encuentran algunos de nuestros campos fotovoltaicos más grandes.

Arena, escombros, sino también el polvo simple son un serio problema para la operación de los paneles y para la eficiencia de toda las plantas. Cuanto más un campo solar se expande o se expone a condiciones extremas - como en los desiertos - su limpieza es un verdadero reto diario.

Por esta razón en el Laboratorio Solar de Enel Green Power en Catania (Italia), donde toman la forma muchas de nuestras innovaciones, se decidió utilizar "PV robot que puede limpiar los paneles solares de una manera completamente autónoma y manejable de forma remota" explica Paola Pugliatti, especializadas en soluciones innovadoras de Innovation Business Opportunities (IBO) Solar EGP.

 

¿Cómo nació la idea de utilizar estos robots?

En lugares complejos, como Chile, nos damos cuenta que a través de los métodos de limpieza tradicionales no se logran los resultados deseados, sobre todo debido a los altos niveles de "ensuciamiento". Estamos en áreas aisladas, desérticas, donde la arena y el polvo probablemente no sólo pueden disminuir la eficiencia, sino también causar daños irreversibles a los paneles fotovoltaicos.

 

¿Por qué la arena es tan peligrosa?

Esto se llama soiling impact. Debido a la suciedad, la radiación solar no es detectado por el panel, que a su vez no alcanza a generar la cantidad correcta de energía, también las sombras parciales de algunas zonas durante largos períodos, y esto puede causar un mal funcionamiento y fallos. Cada región tiene diferentes problemas y mucho depende de las condiciones meteorológicas y del microclima del entorno en el que está ubicada la planta. Llegar a una solución totalmente automatizada para la limpieza de los módulos ofrece muchas ventajas.

 

Por ejemplo?

En primer lugar, una fuerte recuperación de la energía producida por el panel, sino también una programación precisa de las operaciones de O & M de las plantas y la gestión remota que le permite utilizar los robots en cualquier momento y en cualquier condición climática. Debido al hecho que son robots programables permiten una soiling impact aproximadamente de 90-100%. Por otra parte, además de ser muy flexibles, estas máquinas están montados directamente sobre las cuerdas de los paneles: esto permite no llenar los espacios de la planta, como haría un empleado o un vehículo adecuado para la limpieza. Entonces recordemos que cada robot es completamente independiente.

 

¿Qué significa?

Significa que funciona de forma totalmente independiente. Los robots son alimentados por baterías y paneles solares, pero sobre todo no necesitan agua. Esto es importante en zonas desérticas donde el agua es escasa y donde los municipios locales ponen fuertes restricciones sobre esto.

 

¿Se esperan nuevos desarrollos para mejorar la eficiencia de los sistemas fotovoltaicos?

El funcionamiento continuo de los robots en las plantas nos permitirá recoger datos muy útiles no sólo para mejorar la eficiencia, sino también para ampliar sus actividades. Imaginamos implementar sensores para operaciones de vigilancia más simplificadas. Y en el futuro podríamos tener robots que limpian los paneles y al mismo tiempo hacen una verdadera "Scan" para verificar el estado de salud de la planta.

 

¿Cómo siguen los primeros experimentos?

Estamos trabajando con proyectos piloto en nuestra planta fotovoltaica en Adrano en la provincia de Catania, el sitio histórico donde en 1981 Enel construyó la primera planta de concentración solar en el mundo. En el Laboratorio Solar de Passo Martino estamos procediendo con otras pruebas de innovación. Dentro de marzo esperamos tener máquinas que ya están en funcionamiento.

Este portal contiene cookies analíticos y de elaboración de perfil, propios y de terceros, para enviarte publicidad en línea con tus preferencias. Si quieres saber más o negar algún consenso a los cookies, consulta la política de cookies. Acepta y cierra