• {{currentSearchSuggestions.title}}
  • {{currentSearchSuggestions.title}}

Sudáfrica: la ola verde en el país del arcoíris

5 min.

Sudáfrica: la ola verde en el país del arcoíris

La era de las energías renovables sudafricanas y el crecimiento de Enel Green Power en el país del arcoíris se materializan con parques solares y eólicos construidos en nombre de la sostenibilidad. La creación del modelo compartido es la base de nuestra actividad diaria entre tecnología, innovación, cuidado del medio ambiente y relación directa con las comunidades locales.
{{ item.title }}
{{ item.content }}

La aventura de las energías renovables en Sudáfrica comenzó en 2011, cuando el gobierno de Pretoria entendió que el sol y el viento estaban esperando que alguien los controlara para convertirse en una gran oportunidad para el desarrollo sostenible.

Ese año se puso en marcha el Renewable Energy Independent Power Procurement Programme (REIPPP), un programa para fomentar las inversiones a nivel mundial en el sector de las energías renovables.

El REIPP es un ejemplo a nivel mundial de éxito en el ámbito de las renovables, ya que consiguió aunar las competencias del sector privado y las inversiones públicas en un sistema competitivo de subastas, que mantiene el precio de la energía competitivo.

En 2019, Sudáfrica tendrá una potencia instalada renovable de 5.000 MW, que aumentarán hasta los 17.800 MW antes de 2030.

 

El sol y el viento de Sudáfrica

Enel Green Power es, desde el principio del programa, uno de los principales colaboradores del REIPPP y, gracias a la investigación continua en innovación tecnológica y a la experiencia desarrollada en los cinco continentes, es en la actualidad el principal proveedor de energía renovable para la eléctrica pública sudafricana Eskom.

Las subastas públicas han premiado a EGP con una capacidad total de 1200 MW, de los cuales 500 MW ya están operativos en 5 parques solares y 2 eólicos.

Nuestra primera central en el país sudafricano fue el parque fotovoltaico de Upington, inaugurado en 2014 con una capacidad instalada de 10 MW. A ésta le siguió la central fotovoltaica Tom Burke (66 MW), declarada en 2017 punto de interés nacional.

El año pasado inauguramos tres nuevos parques solares: Adams, Pulida y Paleisheuwel, todos con 82,5 MW de potencia instalada.

Pero además del sol, el viento también contribuye de manera fundamental a la aportación de energía renovable que EGP suministra a Sudáfrica gracias al parque eólico de Nojoli y a la central de Gibson Bay, nuestra central más grande del país, con 37 aerogeneradores con una capacidad de 3 MW cada uno y una potencia total de 111 MW.

En septiembre de 2017, EGP superó el importante logro de 1 TWh de energía emitida a la red sudafricana desde la inauguración de la central de Upington.

 

Una historia por escribir

Aunque la presencia de EGP en Sudáfrica se consolidase hace ya un tiempo, nuestra historia en el país todavía está por escribirse.

Por una parte, estamos trabajando en la construcción de nuevas instalaciones innovadoras y tecnológicas, y, por otra, seguimos aplicando iniciativas de creación de valor compartido (Creating Shared Value, CSV), gracias a las cuales trabajamos codo con codo con las comunidades locales en proyectos cuyo objetivo es el desarrollo sostenible.

Los nuevos proyectos energéticos se centran en 5 parques eólicos asignados en el marco del round 4 del REIPPP. Se trata de las centrales de Garob (138 MW), Karusa (142 MW) y Soetwater (142 MW) en la región del Northern Cape y Oyster Bay (142 MW) y Nxuba (142 MW) en Eastern Cape.

Las iniciativas de CVS continúan por la vía de la educación y de la lucha contra el hambre que emprendimos desde nuestra llegada al país.

Con la ONG Soul Provider Trust, por ejemplo, hemos desarrollado un proyecto capaz de garantizar alimentación diaria a más de 3.500 niños en los colegios de la provincia de Eastern Cape.

Por otra parte, basándonos en las enseñanzas de Nelson Mandela, que veía la educación como la clave del desarrollo, pusimos en marcha la «Enel Play Energy», en la que seis colegios del país se enfrentaron proponiendo un proyecto relacionado con las energías renovables. El premio era una School-in-a-Box con router para la conexión a Internet y hasta 10 tablets ara los participantes en el proyecto.

La edición de 2017 de Play Energy vio como vencedor al Adelaide Gymnasium de Cookhouse, en Eastern Cape, que presentó la «Cow Power», un sistema particular para la transformación de la energía mecánica en electricidad en las granjas de vacas.

La «Cow Power» de los alumnos de Cookhouse solo es un ejemplo de lo que puede conseguir la energía cuando se comparte entre todos. Una energía que, en Sudáfrica, no supone solo números y potencia instalada, sino ideas, innovación y desarrollo sostenible

Este portal contiene cookies analíticos y de elaboración de perfil, propios y de terceros, para enviarte publicidad en línea con tus preferencias. Si quieres saber más o negar algún consenso a los cookies, consulta la política de cookies. Acepta y cierra