• {{currentSearchSuggestions.title}}
  • {{currentSearchSuggestions.title}}

Sustainable Plant, un desafío de innovación e integración

3 min.

Sustainable Plant, un desafío de innovación e integración

La energía producida por las centrales eléctricas de Enel Green Power es más que renovable. La propia energía se hace sostenible al adoptar un conjunto de acciones y buenas prácticas que permiten minimizar el impacto sobre el medio ambiente y maximizar el rendimiento, aportando beneficios económicos y sociales a las comunidades.

{{ item.title }}
{{ item.content }}

El reto de la sostenibilidad requiere la capacidad de responder a las expectativas cada vez mayores de la sociedad y del mercado.

Por este motivo, Enel Green Power ha redefinido su estrategia y sus procesos operativos, partiendo del modelo de sostenibilidad basado en la CSV (Shared Value Creation) y desarrollando el modelo de central sostenible, que permite, mediante la adopción de las buenas prácticas, incrementar la sostenibilidad de sus centrales en todo el mundo.

El objetivo de la central sostenible es minimizar el impacto de las actividades de Operation and Maintenance (O&M) en el medio ambiente, optimizando la eficiencia operativa de las propias centrales y garantizando el uso responsable de los recursos. Además, el modelo pretende maximizar el impacto positivo en las comunidades locales con vistas a facilitar una relación a largo plazo con las partes interesadas.

Se trata de un objetivo ambicioso que solo se puede conseguir mediante un conocimiento profundo del contexto ambiental y social y de la aplicación de acciones específicas de mitigación para crear valor compartido (Creating shared value, CSV), así como de los principios de la economía circular.
 

La sostenibilidad según EGP

Con el nuevo modelo operativo, EGP se compromete a asegurar que una central sea sostenible y no únicamente por la energía que puede producir a partir de fuentes renovables.

El objetivo es aplicar el modelo CSV a las centrales, tal y como se aplica a las obras y oficinas, que juntos constituyen los tres pilares de la sostenibilidad de EGP.

El modelo CSV es una parte integral del modelo de negocio de EGP, totalmente integrado en la cadena de valor, e implica tres principios fundamentales.

El primero tiene que ver con el aspecto social, por el que EGP se compromete a garantizar el desarrollo sostenible de los territorios en los que trabaja con una perspectiva a largo plazo.

El segundo se refiere a la protección del medio ambiente, de tal manera que no se afecte al conjunto de los recursos naturales.

El tercer y último punto se refiere a la eficiencia operativa, que tiene que ver con la optimización empresarial (o la creación de nuevas empresas), la mejora de la producción y la minimización de los costes.

 

El desafío sostenible de Enel Green Power

El modelo de central sostenible fue desarrollado por la división O&M de EGP, en colaboración con HSEQ (Health, Safety, Environment, Quality) y Sustainability.

A principios de 2018, gracias a un concurso específico de Open Innovability, se recopilaron más de 100 prácticas sostenibles en los 19 países en los que opera O&M. Posteriormente se seleccionaron unas 40, que se consideraron óptimas y reproducibles, con el objetivo de crear un catálogo dinámico para su difusión en todos los países.

Los esfuerzos de O&M, HSEQ y Sustainability se centran ahora en aplicar el modelo de central sostenible a todo el parque de EGP, con con más de 1200 centrales en los cinco continentes.

Hace unos meses, en septiembre, se presentó el modelo de central sostenible en los países en los que está presente O&M, con una primera fase de formación inicial que pretendía introducir el modelo.

El pasado mes de noviembre comenzó una segunda fase, con talleres específicos, en España, México, América Central y América Latina. Esta fase continuará en 2019 en Italia, América del Norte, Grecia, Bulgaria, Rumanía y el resto del mundo, con el objetivo de transformar rápidamente nuestras centrales en centrales sostenibles.
 

Innovación y tecnología

Tanto si hablamos de drones para el mantenimiento, como de sistemas innovadores para hacer más eficiente la limpieza de los paneles solares o de turismo sostenible, el impacto de nuestras acciones debe medirse con datos y elementos precisos.

Por esta razón, el sistema sostenible se podrá evaluar por medio de KPI específicos, tales como emisiones totales de CO2, producción de residuos, tasas de reciclaje, consumo de agua o reutilización de agua.

Así pues, cada central dispondrá de un sistema de puntuación que respalde el modelo determinando todos los principales KPI medioambientales y sociales.

En los próximos años, la aplicación de la central sostenible de Enel Green Power y la experiencia resultante ayudarán a conseguir que nuestras centrales sean cada vez más sostenibles, empezando por las fases de Desarrollo de Negocio y E&C, pasando después a la fase de O&M y finalizando con el desmantelamiento. 

Contenidos relacionados

Este portal contiene cookies analíticos y de elaboración de perfil, propios y de terceros, para enviarte publicidad en línea con tus preferencias. Si quieres saber más o negar algún consenso a los cookies, consulta la política de cookies. Acepta y cierra