• {{currentSearchSuggestions.title}}
  • {{currentSearchSuggestions.title}}
{{navigationCta.name}}
5 min.

La vía de la transición energética que une la aceleración de las renovables y el cierre de las centrales de carbón

El desarrollo de nueva capacidad renovable permite despedirse más rápidamente del carbón. ¡Dicho y hecho! Así es como evoluciona nuestra estrategia global.

{{ item.title }}
{{ item.content }}

Imagina la senda de la transición energética como unas vías del tren. Dos raíles paralelos posicionados para conectar el mix energético del pasado con la siguiente estación, la del desarrollo sostenible. Sobre uno de los raíles corren las energías renovables, cuya velocidad de irrupción en el territorio aumenta día tras día. En el otro raíl la aceleración es algo diferente, pero igualmente importante. Hablamos de la del proceso de descarbonización. La traviesa que une ambos raíles y nos permite viajar de manera segura es el gas, un aliado estratégico de la transición energética para garantizar el equilibrio del sistema eléctrico.

 

Una central de gas produce por lo menos un 60 % menos de emisiones que una de carbón. Además, si queremos respetar los planes del Plan Energía y Clima de Italia, el desarrollo de las energías renovables no será suficiente y durante un tiempo necesitaremos recurrir al gas.”

- Antonio Cammisecra, director ejecutivo de Enel Green Power

 

El viaje de Enel Green Power en la senda de la sostenibilidad energética comenzó en 2008 y no se ha detenido en ningún momento. A nivel mundial, en 2019, la capacidad instalada del Grupo Enel a partir de fuentes renovables superó la de las fuentes térmicas. A su vez, la producción de electricidad con cero emisiones —en el primer trimestre de 2020— alcanzó el 64 % de la generación total del Grupo.

 

Italia da luz verde a las renovables

La salida total del carbón en Italia está prevista para 2025 y, a nivel mundial, para 2030. Italia ha abierto de par en par la puerta a las renovables estos días gracias a la asignación de nueva capacidad renovable a Enel Green Power a través de la segunda subasta FER (Fuentes de Energía Renovables) del GSE (Gestor de Servicios Energéticos).

Tras haber conseguido unos 80 MW de capacidad ya en enero de 2020, la segunda subasta nos ha confiado la construcción de 68 MW de nueva capacidad renovable para dos proyectos eólicos en Campania y Basilicata, junto con 38,3 MW de potencia procedentes de la renovación de las centrales hidroeléctricas ya en servicio en los municipios de Castiglione dei Pepoli (Bolonia), Civitella in Val di Chiana (Arezzo) y Montecreto (Módena).

 

“Con esta segunda adjudicación confirmamos nuestro compromiso de invertir en nueva capacidad renovable en Italia, contribuyendo así a los estimulantes objetivos de descarbonización del Grupo Enel y del país. Gracias a nuestra estrategia de desarrollo, en 2019 la capacidad instalada del Grupo a nivel mundial a partir de fuentes renovables superó a la capacidad térmica, lo que supone un paso más hacia la sustitución progresiva de los combustibles fósiles por fuentes con cero emisiones.”

-Antonio Cammisecra, director ejecutivo de Enel Green Power

 

Nuestra cartera de desarrollo incluye nueva capacidad renovable en todo el mundo. Desde principios de 2020 ya hemos conectado a la red las centrales de Whitney Hill y Road Runner en Estados Unidos y en España se han iniciado las obras de la central fotovoltaica de Los Naranjos (Andalucía) y del parque eólico de Los Gigantes (Aragón). También a Baleares llega la energía renovable con el inicio de la construcción de la central fotovoltaica de Sa Caseta en Mallorca. Además, las autorizaciones administrativas para la construcción de otros seis parques fotovoltaicos no tardarán en llegar, tras una asignación en la subasta de energía renovable.

 

Adiós por adelantado al carbón en Bríndisi

Sin embargo, la nueva capacidad renovable es solo uno de los raíles de la vía de la transición energética. En este sentido y volviendo a Italia, el Grupo Enel ha obtenido la luz verde del Ministerio de Desarrollo Económico italiano para el cierre anticipado del Grupo 2 de la central térmica Federico II de Bríndisi, que se llevará a cabo a partir el 1 de enero de 2021. En línea con nuestra estrategia de descarbonización y con los objetivos del Plan Nacional Integrado Energía y Clima (PNIEC), en los últimos meses hemos iniciado el proceso que conducirá a la conversión del emplazamiento en una central de gas de alta eficiencia, en paralelo con el desarrollo por parte de EGP de nuevos proyectos para la instalación de capacidad fotovoltaica en el lugar.

Se trata de unos pasos necesarios para asegurar el cierre completo de la central de carbón de Bríndisi en 2025 y, al mismo tiempo, garantizar la seguridad de la red eléctrica nacional, ya que el gas natural es un aliado fundamental de la transición energética, capaz de permitir la estabilidad de la red eléctrica y, una vez realizadas las operaciones de conversión, reducir las emisiones de dióxido de carbono hasta en un 60 %.

 

Revolución en Chile con el cierre de Bocamina 18 años antes de lo previsto

El cierre anticipado de la central Federico II en Bríndisi es solo una de las piezas del puzzle sostenible de Enel Green Power. En esa misma dirección se enmarca la decisión de acelerar el cierre de la central de carbón de Bocamina, en Chile, cuyas operaciones el Grupo Enel tiene previsto interrumpir en dos etapas: el 31 de diciembre de 2020, con el cese de las operaciones de la Unidad I, y el 31 de mayo de 2022, fecha en la que también se detendrá la Unidad II, mientras se planifica la finalización de 2 GW de capacidad renovable en el país. Solo falta la luz verde del Ministerio de Energía del país. No hay que olvidar que el plan de desmantelamiento gradual de hace solo un año preveía el cierre de Bocamina I para finales de 2023 y el de Bocamina II para 2040. Nuestra propuesta consiste en reducir las emisiones de carbono con 18 años de antelación.

Todo ello será posible, garantizando la estabilidad de la red, gracias a la finalización de los 2 GW de capacidad renovable en el país por parte de Enel Green Power, la mitad de los cuales ya está en construcción. De hecho, ya está surgiendo en el horizonte la primera central híbrida de Chile, que combina la central fotovoltaica de Azabache (60,9 MW) con el parque eólico de Valle de los Vientos (90 MW). Sin salir de Chile, nos encontramos con la construcción del proyecto solar de Campos del Sol (382 MW) y con la ampliación de 33 MW de la central geotérmica de Cerro Pabellón de 48 MW, la única central de este tipo en funcionamiento en Sudamérica.

​Con la aceleración de las renovables, la salida del carbón y el gas listo para garantizar la estabilidad de la red eléctrica, Enel Green Power y el Grupo Enel renuevan su compromiso con decisiones concretas y disruptivas en la vía de la transición energética. Próxima parada, un futuro energético sostenible.

Esta página web utiliza sus propias cookies de análisis y creación de perfiles, así como las de terceros, para enviarte publicidad de acuerdo con tus preferencias. Al cerrar este banner, desplazarte por esta página, hacer clic en un enlace o navegar de cualquier otro modo, aceptas el uso de las cookies. Si quieres recibir más información o denegar el consentimiento para todas o algunas cookies, consulta la política de cookies. Aceptar y cerrar