Proteger los mares para el futuro de la Tierra

Publicado viernes, 23 de abril 2018

“Investigar las causas es una de las misiones principales de la ciencia. Hemos decidido centrar este festival en el tema medioambiental y, en concreto, en la contaminación de los plásticos, un tema especialmente delicado.”

– Marco Cattaneo, director de National Geographic Italia

Salvar los océanos

Sylvia Earle, «Her Deepness» usando las palabras del New York Times, ha sido una gran protagonista del Festival. ¿Cómo podríamos llamar si no a una exploradora oceánica como ella, una mujer capaz de sumergirse bajo el agua durante más de 7.000 horas? Earle, que ahora tiene 82 años, ha realizado más de 100 expediciones entre los océanos Pacífico e Índico. Se sumergió por primera vez en 1964 y desde entonces ha sido testigo del cambio de los océanos debido al cambio climático, la sobrepesca, las perforaciones y la contaminación de plásticos y microplásticos.

Oceanógrafa y exploradora, Earle, durante estos años se ha convertido en toda una embajadora de los océanos, ya que participa en conferencias y eventos y no se niega nunca a dar entrevistas con el objetivo de sensibilizar a la población sobre la importancia de la contaminación medioambiental.

“Los océanos están bajo asedio, pero todavía estamos a tiempo de salvarlos. El océano nos mantiene vivos, y nosotros por desgracia tenemos el poder de destruirlo, pero también de protegerlo; tenemos que usar nuestra fuerza para conservarlo”

– Sylvia Earle, oceanógrafa y exploradora

Sylvia Earle ha creado una asociación, Mission Blue, cuyo objetivo es identificar los «hope spots» en los mares, tal y como los ha definido; literalmente son los lugares de esperanza que se deben conservar para garantizar la biodiversidad y la salud de los océanos.

Para esto, Sky Europe y National Geographic han concedido tres becas a sendas jóvenes investigadoras de menos de 30 años que presentaron proyectos para reducir de manera tangible la contaminación del plástico en los mares. Entre las premiadas se encuentra una italiana, Martina Capriotti, de la Universidad de Camerino, que presentó un estudio integrado sobre contaminación química y de microplásticos en el mar Adriático. Las otras dos ganadoras de la beca son Imogen Napper, de la Universidad de Plymouth (UK), y Annette Fayet, de la Universidad de Oxford (UK).

El poder de la fotografía

Durante toda la semana se ha exhibido de manera gratuita la exposición de Fabiano Ventura titulada «Tras las huellas de los glaciares – en busca del pasado para un futuro sostenible», que ha impresionado al público por el poder de las instantáneas. Como fotógrafo paisajista e impulsor del proyecto, Ventura ha realizado cinco expediciones a las mayores cadenas montañosas del planeta para documentar el cambio de los glaciares. Para ello ha comparado sus fotografías con las de los exploradores del pasado, algunas de ellas sacadas hace más de 100 años, manteniendo el mismo punto geográfico para la toma, una técnica conocida con el nombre de «repeat photography».

Las aventuras de Fabiano Ventura comenzaron en 2004, cuando fue elegido como fotógrafo oficial para el 50º aniversario de la subida al K2, la cima de 8.611 metros que conquistaron por primera vez los italianos Achille Compagnoni y Lino Lacedelli el 31 de julio de 1954. «En ese momento entendí que quería dedicarme al tema del cambio climático a través de la fotografía», contó Ventura.

“Tras el Karakorum, el Cáucaso, Alaska y los Andes, la quinta expedición del proyecto fotográfico-científico italiano salió hacia el Himalaya (el pasado 20 de abril). La sexta y última fase del proyecto se realizará en 2020 en los Alpes.”

Por mucho que podamos ser conscientes del fenómeno de la desaparición de los glaciares, la comparación de estas fotografías representa un mensaje mucho más potente que cualquier palabra. El poder de la fotografía, en este sentido, ha hecho posible que el público entienda la importancia de realizar acciones concretas para contrarrestar el cambio climático.

Un festival de tipo educativo

Muchos niños han participado en el Festival de la Ciencia. El taller más emocionante ha permitido que los más pequeños produjesen energía caminando en una cinta. Las caras de los niños se iluminaban al descubrir la magia de la investigación y de la tecnología, es decir, al ver que gracias a sus pasos sobre la cinta conseguían producir la energía necesaria para encender las bombillas.

El enfoque didáctico ha sido el del «Fablab», literalmente fabricaction laboratory. Los niños de los colegios de Roma han participado en talleres en los que han construido robots, han hecho experimentos de electrónica y han desarrollado interacciones con máquinas de distintos tipos. Se han familiarizado con las profesiones del futuro, convirtiéndose en verdaderos protagonistas del festival gracias a su curiosidad.

Qué futuro para la Tierra

La última cita del festival se celebró durante la tarde del Earth Day, el día mundial dedicado al planeta Tierra. «Qué futuro para la Tierra» fue el título del debate cuyos protagonistas fueron, entre otros, Andrea Fantini, patrón de la embarcación Class 40, una barca de vela sostenible desde el punto de vista energético al 100 %. Se habló de la protección de los bosques, de los daños causados por la pesca intensiva en nuestros mares y, sobre todo, de la enorme cantidad de plástico que se produce, unos 8.300 millones de toneladas desde la invención de este material.

Cada año unos 8 millones de toneladas de plástico acaban en el mar. En los océanos flotan enormes masas de este material del que se alimentan animales y aves marinas. Algunas estimaciones afirman que unos 100.000 animales mueren al año por haber ingerido plásticos. 

“El estilo de vida que tenemos durante nuestras travesías oceánicas, usando energías renovables y eliminando en la medida de lo posible todo lo que sobra, por ejemplo reduciendo al mínimo los envases de los alimentos, se puede reproducir fácilmente en tierra. Es importante transmitir este estilo de vida a los niños.”

– Andrea Fantini, patrón del Class 40

El mensaje final del debate del #DíaDeLaTierra es el de no ser «las causas de las cosas», el lema del festival que en este caso significa evitar que seamos nosotros la causa de la destrucción del planeta. «Tenemos un futuro ante nosotros y debemos decidir qué camino seguir para conservarlo», fueron las palabras de Peter Brannen, periodista y autor del libro «The ends of the world», que intervino en el debate.

El National Geographic Festival de la Ciencia ha registrado más de 51.000 visitantes, de los cuales unos 18.000 eran estudiantes. Además, ya se han anunciado las fechas de la próxima edición. La cita será del 7 al 14 de abril de 2019, otra vez en el Auditorio Parco della Musica, para celebrar un doble aniversario: los 500 años de la muerte de Leonardo da Vinci y los 50 del momento en el que Neil Armstrong puso un pie en la luna.