10 años de EGP en el sector de las energías renovables para promover el desarrollo sostenible

Publicado miercoles, 19 de diciembre 2018

“La actual transformación energética requiere innovación en las prácticas empresariales. Con su amplio compromiso y experiencia en el campo de los contadores inteligentes y en los sistemas de gestión energética, Enel se está convirtiendo en la empresa de servicios públicos del futuro.”

– Adnan Z. Amin, Director General de IRENA

La fuerza de Enel también se ve confirmada por las cifras que EGP aporta al Grupo. Solo en 2018, produjo 100 TWh de energía renovable, con una tasa de crecimiento de 3.000 MW por año, gracias a más de 1.200 centrales en funcionamiento en 30 países y a un equipo muy unido de unas 7.000 personas.

Pero el cumpleaños de EGP también brindó la ocasión perfecta para hablar de los desafíos y de las oportunidades para volver a impulsar las energías renovables en Italia, en un debate a cinco voces moderado por Matteo Di Castelnuovo, Director del Master in Green Management, Energy and CSR (MaGER) en la SDA Bocconi, con la participación de Roberto Moneta, Director Ejecutivo de GSE; Simone Mori, Presidente de Elettricità Futura; Andrea Peruzy, Presidente y Director Ejecutivo de Acquirente Unico y Luigi Ferraris, Director Ejecutivo y Director General de Terna.
 

El futuro renovable de EGP

Sostenibilidad, innovación y digitalización son las palabras clave de la estrategia de EGP en el mundo. Una estrategia que nació en Italia, donde EGP tiene sus raíces, y que a lo largo de los años se ha ido desplegando con éxito por todo el mundo con un objetivo común: guiar la transición energética hacia un futuro 100 % renovable.

Ya en 2021, por ejemplo, más de la mitad de la energía generada por el Grupo procederá de fuentes renovables, acercando a la compañía al objetivo de neutralidad de carbono fijado para 2050. 

“Estamos entrando en una nueva fase de transición. En la próxima década, la generación será principalmente renovable, con cada vez menos centrales térmicas.”

– Francesco Starace, Director Ejecutivo y Director General de Enel

Una de las razones es que, en los últimos años, las energías renovables se han consolidado no solo por la mayor sostenibilidad que garantizan, sino también porque han alcanzado niveles de eficiencia y comodidad con veinte años de antelación, lo que ha acelerado su expansión. 

EGP e Italia: una combinación de sostenibilidad e innovación

En solo diez años de vida, EGP se ha convertido en el líder mundial de las energías renovables. Pero sus raíces están bien establecidas en Italia, sobre todo si hablamos de tecnología. La fuente geotérmica de Larderello, por ejemplo, que se lleva utilizando doscientos años, es uno de los símbolos de la capacidad innovadora italiana en el campo de la energía, así como lo son igualmente las grandes presas del siglo pasado, que todavía proporcionan energía renovable a la producción nacional.

Con una historia de diez años y una tradición centenaria, en la actualidad Enel Green Power gestiona unos 14 GW de energía renovable instalada en Italia, que incluye energía hidroeléctrica, geotérmica, fotovoltaica y eólica.

Se trata de un complejo de recursos que hay que conservar y renovar gracias a un nuevo impulso y a la innovación tecnológica.

Y no solo eso, porque la expansión de Enel Green Power en todo el mundo también ha desencadenado a lo largo de los años el crecimiento de un largo sector de empresas locales: un conglomerado compuesto por realidades fiables y dinámicas que, experimentando con nuevas tecnologías e innovación, están dispuestas a contribuir tanto a la revitalización de las fuentes renovables en Italia como al reto de los mercados globales. 

“Enel Green Power nació en Italia, donde empezamos casi tarde, porque algunos países ya se habían fijado objetivos de sostenibilidad. Pero en la actualidad hemos superado todas las expectativas. Avanzamos rápidamente y nunca nos quedamos quietos. El mundo empezó a cambiar, abriendo un nuevo escenario en el que las energías renovables iban a ser más competitivas.”

– Antonio Cammisecra, Director ejecutivo de Enel Green Power

La Italia green de EGP

La conferencia «Enel Green Power: 10 años de energías renovables en Italia y en el mundo» brindó una magnífica oportunidad para debatir sobre el cambio climático, la estructura actual del mercado y los procedimientos de autorización, así como sobre las macrotendencias, que desempeñan un papel importante en el desafío de la carbonización.

“Duplicar la demanda de electricidad cubierta por fuentes renovables para el año 2030 es algo que se puede conseguir de manera eficiente y reduciendo los costes. Italia sabe hacer las cosas bien cuando quiere.”

– Simone Mori, Presidente Elettricità Futura

Enel Green Power, apostando por la innovación y la digitalización, está dispuesta a contribuir a la revitalización de la energía renovable en Italia, sistematizando todas las competencias y conocimientos ya presentes en el país.

Gracias a las sinergias entre el sector público y el privado, es posible dar un nuevo impulso a la expansión de las fuentes de energía renovables que, gracias a la importante reducción de costes, pero también a la atención generalizada que prestan los consumidores a la sostenibilidad, están destinadas a convertirse cada vez más en un valor ético.

Y hay que pensar en otros aspectos, porque nos enfrentamos al cambio de mentalidad que representan los Contratos de Compra de Energía (PPA), contratos personalizados de suministro eléctrico a largo plazo, gracias a los cuales los socios, asociaciones e inversores dan prioridad a la sostenibilidad, haciéndola aún más atractiva en el mercado.

Los PPA son unas herramientas revolucionarias que ayudan a dar una nueva imagen a la energía y que ya están muy extendidas en algunas partes del mundo. Ahora el reto es que sean una realidad también en Italia.

“Tenemos que tomar decisiones claras en materia de política industrial. Existen ambiciosos objetivos de sostenibilidad, a favor de las energías renovables y la descarbonización, pero sin intervenciones de política industrial estos objetivos seguirán siendo meras quimeras.”

– Andrea Peruzy, Presidente y Director Ejecutivo de Acquirente Unico

Italia, entre innovación y sostenibilidad

El reto para el futuro próximo es la digitalización, el big data y la inteligencia artificial.

Un ejemplo desarrollado en Italia es el de la innovadora fábrica de Catania, 3SUN: la primera del mundo en producir exclusivamente el panel fotovoltaico bifacial de tipo HJT, basado en la tecnología de heterounión (la unión de dos tipos diferentes de silicio, el amorfo y el cristalino) con un rendimiento especialmente alto. Una fábrica que, junto con el Innovation Lab, constituye el centro tecnológico siciliano de Enel, que se convertirá en un lugar dedicado a la innovación y en un acelerador del espíritu empresarial de los jóvenes para estimular la investigación en el sector de la energía. 

“El sistema italiano ha conseguido muchas cosas en lo que respecta a las energías renovables y está objetivamente por delante de otros países europeos en cuanto a tecnología, competencias e incluso producción. Ahora no podemos dormirnos en los laureles, debemos volver a emprender ese camino virtuoso, porque las tecnologías, tanto para ser cada vez más sostenibles como para reducir aún más los costes, existen y están al alcance de todos.”

– Carlo Tamburi, Director Country Italia Enel

Sin salir de Italia, EGP está experimentando con nuevas tecnologías de almacenamiento, con el objetivo de ser cada vez más competitiva. De hecho, uno de los puntos cruciales será el del almacenamiento integrado con las energías renovables. Las baterías de flujo, que ya están cerca de la comercialización, pueden ser en el futuro una alternativa válida a las baterías de litio, sobre todo para el almacenamiento estacional.

Pero además del sol, también el viento tiene mucho que decir sobre el futuro de las energías renovables italianas.

Un aerogenerador, además de una fuente inagotable de energía, es también una enorme fuente de datos que, gracias a las nuevas tecnologías, se pueden recopilar para entender con mayor precisión su estado de salud y la curva del rendimiento. Por este motivo, Enel Green Power tiene en marcha en Italia una serie de proyectos innovadores que, de norte a sur del país, involucran a los parques eólicos de la península con el objetivo de mejorar la eficiencia y el proceso de mantenimiento predictivo.